Patrimonio Cádiz El Ayuntamiento adjudica obras de seguridad en la portada de la Casa de Iberoamérica

  • Durante un mes se intervendrá sobre la fachada del edificio para restaurar desprendimientos y desperfectos de la última obra en el inmueble, realizada en 2010

La fachada de la Casa de Iberoamérica se someterá a obras de seguridad en su fachada. La fachada de la Casa de Iberoamérica se someterá a obras de seguridad en su fachada.

La fachada de la Casa de Iberoamérica se someterá a obras de seguridad en su fachada. / Germán Mesa

El Ayuntamiento de Cádiz ha adjudicado obras de entablamento y seguridad en la portada de la Casa de Iberoamérica por 3.630 euros con impuestos incluidos. El plazo de ejecución de las obras es de un mes.

La intervención ha sido contratada después de que los técnicos de Urbanismo apreciaran falta de material a causa de desprendimientos en la zona del entablamento y columnas de la portada. Los desprendimientos son en todos los casos de añadidos recientes durante la última rehabilitación del edificio, en el año 2010.

Tras los desprendimientos, se actuó de urgencia resanando las zonas afectadas y eliminando los revestimientos que presentaban menor adherencia. Aún así, tras esta intervención se han seguido produciendo pequeños desprendimientos de material lo que da muestras de la escasa adherencia que presentan los nuevos revestimientos al soporte.

En la obra, que ha sido adjudicada a la empresa Elite DProyectos 2019 SL, se eliminarán los revestimientos existentes con problemas de adhesión hasta llegar al soporte firme, aplicándose un mortero de capa fina para fachadas y reparaciones, a base de cal y cemento, así como un mortero seco mineral para juntas, con ligantes hidráulicos.

El edificio

El edificio de la Cárcel Real fue proyectado por el arquitecto gaditano Torcuato Benjumeda en el año 1792, dándose comienzo las obras en ese mismo año y finalizando en el año 1836 a manos del arquitecto Daura, discípulo de Benjumeda. Es del más puro estilo Neoclásico con influencia de los arquitectos de la Corte, Villanueva y Ventura Rofríguez, con lo que Benjumeda rompe con el estilo barroco, habitual en su obra y en el Cádiz de la época.

En 1880, menos de 50 años tras su terminación, el edificio presentaba ya graves problemas estructurales por lo que se proyectó la demolición de la parte ruinosa y se ejecutó el refuerzo de algunos elementos constructivos. Se restauró el extremo derecho de la fachada principal, se eliminó el cuerpo superior sobre el pórtico principal y se reconstruyeron el resto de fachadas.

En 1982 se realizó una nueva rehabilitación del edificio, que se encontraba abandonado y en avanzado estado de deterioro. De hecho, había perdido el tercio posterior de la fachada suroeste y carecía de más de la mitad de la cubierta.

Ante esto, se reconstruyeron las fachadas desaparecidas así como los nuevos forjados y patios, y se acondicionó para su uso como sede de los Juzgados de Cádiz. Más recientemente, ente los años 2009 y 2010, se realizó una nueva intervención del edificio para su transformación en la actual Casa de Iberoámerica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios