Cádiz

El Obispado de Cádiz pone en marcha una oficina para denuncias de abusos sexuales

  • La iniciativa va de la mano de las diócesis de Sevilla y de Huelva y estará gestionada desde la capital andaluza

Acceso a la sede del Obispado, en la calle Hospital de Mujeres Acceso a la sede del Obispado, en la calle Hospital de Mujeres

Acceso a la sede del Obispado, en la calle Hospital de Mujeres / Joaquín Pino

El Obispado de Cádiz y Ceuta ha anunciado la creación de una oficina para la recepción y tramitación de denuncias sobre posibles abusos sexuales. Una iniciativa que ha puesto en marcha de la mano de las diócesis de Sevilla y de Huelva y que se ha acordado este viernes en la reunión de la Provincia Eclesiástica de Sevilla, a la que pertenece la diócesis gaditana.

El objeto de esta oficina, tal y como ha anunciado el Obispado, es "facilitar y asegurar que las noticias o las denuncias sobre posibles actos realizados por clérigos, miembros de institutos de vida consagrada o sociedades de vida apostólica, que pudieran ser constitutivos de delitos relacionados con abusos sexuales, sean tratadas en tiempo y forma, de acuerdo con la disciplina canónica y civil, respetando los derechos de todas las partes implicadas".

De igual manera, se indica que esta oficina atenderá "las denuncias por acciones u omisiones de obispos y otras personas equiparables, dirigidas a interferir o eludir investigaciones civiles, canónicas, administrativas o penales contra un clérigo o religioso".

El aparato logístico de esta oficina se va a instalar en Sevilla, habiéndose nombrado al vicario general de esa diócesis, Teodoro León, como delegado episcopal. No obstante, las denuncias se podrán realizar también ante el vicario judicial de la diócesis de Cádiz y Ceuta (o de la de Huelva, en el caso de que la denuncia se relacione con algún caso de esa diócesis). Junto a Teodoro León, se ha designado al sacerdote José Ángel Martín como notario eclesiástico y a Emilio Morejón como notario eclesiástico adjunto de esta oficina, cuya directora será la abogada Mercedes Fernández. A ellos se sumarán otros miembros que serán nombrados en próximas fechas para procurar el correcto funcionamiento de esta nueva instancia.

El Obispado señala que la puesta en marcha de esta oficina para denuncias de posibles abusos sexuales en el seno de la Iglesia responde a la petición que el Papa Francisco lanzó el pasado mes de mayo en su motu proprio Vos estis lux mundi, en el que establecía procedimientos que estuvieran dirigidos a prevenir y combatir los delitos de abusos sexual "que tan gravemente ofenden a Nuestro Señor, causan daños físicos, psicológicos y espirituales a las víctimas y perjudican a la comunidad de los fieles".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios