El paseante

Moret tendrá nuevo vecino

  • Hostelería. Un empresario gaditano logra hacerse con el local del antiguo café Novelty para abrir un nuevo negocio en una zona de vital importancia

Mucho se ha hablado y se sigue hablando desde que el Ayuntamiento finalizó la reurbanización de la plaza de San Juan de Dios que este punto del casco histórico -puerta de entrada a la ciudad para el turismo de a pie que llega por mar, por tren o en autobús- debería o podría convertirse en un nuevo foco destacado para la hostelería. La nueva configuración de la plaza parece invitar a la apertura de nuevos establecimientos dedicados a la hostelería, dejando San Juan de Dios plagada de terrazas para un mejor disfrute de las consumiciones.

No obstante, la realidad hasta ahora es que esta visión de un entorno lleno de todo tipo de negocios de hostelería (cafeterías, bares, restaurantes, locales de copas...) no termina de romper. Hasta el momento, ninguna actividad se ha sumado a las que ya existían en San Juan de Dios antes de marzo de 2012. Algo que, al fin, tiene los días contados.

Un empresario gaditano vinculado al mundo de la hostelería va a abrir el antiguo café Novelty, en la esquina de San Juan de Dios con la calle Nueva. Este local, emplazado en un lugar estratégico para la ciudad, lleva años cerrado sin que hasta el momento hubiera encontrado nuevo inquilino decidido a poner en marcha un nuevo negocio.

En los próximos días está previsto que comiencen en el interior de este local las obras necesarias para la puesta a punto de la nueva actividad, que estará destinada a la actividad de bar.

El nuevo negocio sólo dispondrá de la mitad del local, que quedó dividido después de cerrar la antigua cafetería por una disputa de los propietarios. La división del local se hizo de forma paralela a la calle Nueva, siendo el espacio que forma esta calle y la esquina con la plaza de San Juan de Dios la zona en la que abrirá el bar próximamente.

El anuncio de apertura de este histórico local es una bocanada de aire fresco para un entorno que viene pidiendo una mejora, diversificación y ampliación de sus establecimientos desde que finalizó la reurbanización. Ahora, sería deseable que a la puesta en marcha del futuro bar pudieran unirse en el futuro otras iniciativas empresariales ligadas al mundo de la hostelería para dar mayor actividad económica al casco histórico.

En este sentido, conviene recordar que hace bien poco la llegada de nuevos hosteleros a la calle Plocia y la renovación de otros ya existentes allí proporcionó un importante auge a esta vía. Ahora, la actividad hostelera podría ampliarse con más fuerza en San Juan de Dios con la reapertura de las puertas del café Novelty (que no se llamará así con su nueva actividad). Y, por qué no, llegar también a la calle Nueva, donde se localiza otro importante local en su esquina con la calle Flamenco que ha tenido varios hosteleros interesados en los últimos años que finalmente no han podido poner en marcha ningún negocio.

Todo ello redundaría en beneficios para un entorno de San Juan de Dios que es puerta de entrada a la ciudad para muchos turistas y visitantes, la primera toma de contacto con el casco histórico. Nueva, San Juan de Dios y Plocia están llamados a crear un eje de importancia a nivel hostelero y, con ello, económico. Porque la apertura de bares y restaurantes va habitualmente ligada a la creación de nuevos puestos de empleo.

De momento, Moret ya espera a su próximo vecino en el antiguo Novelty. Habrá que esperar a saber si de momento es el último...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios