Cádiz

Moreno Periñán gana el primer oro para España

El chiclanero José Manuel Moreno abrió la caja de las trece medallas de oro de España. El chiclanero José Manuel Moreno abrió la caja de las trece medallas de oro de España.

El chiclanero José Manuel Moreno abrió la caja de las trece medallas de oro de España. / archivo diario de Cádiz

L chiclanero José Manuel Moreno Periñán confirmó su condición de favorito y conquistó para España la primera medalla de oro de los Juegos Olímpicos de Barcelona, al vencer en la prueba del kilómetro contrarreloj disputada ayer en el velódromo del Valle de Hebrón.

El ciclista de Chiclana tuvo una portentosa actuación, batiendo el récord olímpico. El triunfo de Ratón, como cariñosamente se le conoce en Chiclana, provocó enorme entusiasmo no solamente la vecina población, sino en toda la provincia. El deportista dedicó su triunfo "a toda Chiclana" por el apoyo que siempre le han prestado sus paisanos y las autoridades locales. Moreno Periñán intentará conseguir otra medalla en la prueba de velocidad.

El español se permitió el lujo además de batir el récord olímpico logrado en 1968

Por otra parte, la selección española de baloncesto debutó venciendo a Brasil, mientras que en fútbol la selección de Miera venció claramente a Egipto por dos goles a cero. El chiclanero salió perfectamente mentalizado para buscar la gloria y consiguió su objetivo de subir a los más alto del podio al filo de la diez y veintidós minutos de anoche, después de cubrir los mil metros en un tiempo de 1 minuto, 3 segundos y 342 centésimas. La plata fue para el australiano Sandon Kelly, que hizo 1:04.288 y el bronce para el norteamericano Erin Harwell, que logró 1:04.798.

José Manuel Moreno, que rodó a 56.834 kilómetros por hora, se permitió el lujo además de batir el récord olímpico establecido en México-68 por el francés Trantin en 1:03.910.

El velódromo de Horta fue como un clamor cuando la millonaria bicicleta de Moreno, con sus ruedas lenticulares, prácticamente despegó de la pista para ir en busca del triunfo.

Al gaditano no le preocupó en absoluto que una cierta humedad empezara a pegarse entonces a la superficie, algo que habían acusado hombres tan cualificados como Kiritchenko.

El chiclanero no dejó de pedalear y al final vio coronado su sueño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios