Cádiz

El Ministerio de Hacienda tiene la llave para la reactivación del puente

  • Dragados pide a Fomento que abone una partida económica para acabar el tramo atirantado ya, pero la respuesta es que no hay dinero y que lo solicite a Montoro

Comentarios 28

Más allá de que Dragados y el Ministerio de Fomento tengan que sentarse a negociar algunas de las modificaciones del proyecto del segundo puente sobre la Bahía, cada vez parece más claro que el motivo principal de la nueva paralización en la casi totalidad de los tajos es el de siempre, el dinero. Según ha podido saber este medio, Dragados reclamó al Ministerio de Fomento una cantidad económica para acelerar la construcción del tramo atirantado, con la promesa de poder dejarlo listo este mismo verano. Una vez finalizada esta parte de la obra, la más complicada, se ofreció a seguir negociando para la terminación de los otros tajos progresivamente. Sin embargo, la respuesta del ministerio que dirige Ana Pastor fue clara: no hay efectivo. A estas alturas del año parece que la liquidez de que dispone Fomento es prácticamente nula. De hecho, desde Fomento se comentó a los responsables de Dragados que si querían dinero tendrían que hablar con el hombre que tiene la llave de la caja de caudales del Estado en este momento, Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda, y que, tal y como está la situación, parece el único con capacidad para sentarse a negociar con Dragados y conseguir que el ritmo de los trabajos vuelva a revitalizarse.

El tercer acceso a Cádiz se licitó por 273 millones de euros en 2007. Siete años después, el precio de la obra adjudicada a Dragados asciende a una cifra cercana a los 470 millones de euros. Es por este motivo por el que Fomento no quiere que se dispare más, por mucho que haya que realizar cambios en la llegada del tablero a la orilla gaditana.

Desde el propio Ayuntamiento de Cádiz se recordó días atrás lo que supone esta obra para la Bahía y se tachó de "impresentable" la actitud de Dragados con su decisión, unilateral, de detener la mayoría de los tajos. De hecho, al mismo tiempo que se iba notando el descenso de actividad en la provincia, también se dio orden a las factorías sevillanas de Tecade y Mebusa de que parasen la producción de dovelas hasta nueva orden. Estas empresas son subcontratas de Dragados y algunas, como el caso de Tecade, ha fiado buena parte de su futuro a los pagos religiosos que debe hacerle Dragados, puesto que incluso ha duplicado su número de empleados sólo para dar abasto con el trabajo encargado. Otra firma sevillana, OPT, abandonó el proyecto después de realizar una docena de dovelas, la percha de empuje del tablero de Cádiz y dos de los cuatro carros de izado, por la tardanza en los pagos. Entonces sus responsables se quejaron amargamente de que el cobro de las facturas se demoraba durante ocho y nueve meses, y que para una empresa de su calado esto la colocaba en una situación muy complicada.

Actualmente, el tramo atirantado está a un tercio de su finalización. De las 61 dovelas de que consta, hay más de 42 colocadas, y su avance se observa a simple vista desde prácticamente cualquier punto de la Bahía. En las últimas semanas el tablero prácticamente roza las pilas 11 y 14, mientras que por el centro también se observa que son unos pocos centenares de metros los que separan los dos extremos. Algunos ciudadanos han advertido que el tramo que llega a la pila 11 parece estar más bajo, aunque hay que contar que soporta las 1.000 toneladas que pesa el carro de izado y que ha ido avanzando hasta ese lugar. Los técnicos serán ahora los que tendrán que dirigir las operaciones con unas grúas especiales para conseguir que el tablero descanse primero sobre esa pila y posteriormente continúe su avance hacia la pila 10, donde finalizará su camino.

En un principio se espera que las negociaciones entre Dragados y los representantes del Gobierno continúen en las próximas semanas, aunque, tal y como sucedió en los veranos de 2010 y 2011, se están perdiendo unos meses preciosos para la finalización del tramo atirantado. La ministra Ana Pastor llegó a decir el sábado 16 de marzo de 2013, justo abajo de la pila 13, que no habría más problemas de financiación en la obra y que el puente estaría listo en diciembre de 2013. Ahora, este nuevo revés, complica que el viaducto pueda inaugurarse en 2015, como era el deseo de todas las partes. Dragados quiere dinero contante y sonante y Fomento parece que no se lo puede facilitar a estas alturas del ejercicio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios