Prevención del cáncer de piel

Mario Linares: "Respecto a las cremas de protección solar hay mucho rollo"

  • El jefe de la Unidad de Dermatología del Hospital Puerta del Mar aborda en una charla las verdades y mentiras del sol y sus efectos

Mario Linares durante la charla que ha ofrecido en el salón de actos del Hospital Puerta del Mar. Mario Linares durante la charla que ha ofrecido en el salón de actos del Hospital Puerta del Mar.

Mario Linares durante la charla que ha ofrecido en el salón de actos del Hospital Puerta del Mar. / Lourdes de Vicente

La exposición solar es el principal factor de riesgo para sufrir cáncer de piel y Cádiz es una de las ciudades de Europa con más horas de sol, por lo que el jefe de la Unidad de Dermatología del Hospital Puerta del Mar, Mario Linares, lo tiene claro: "Hay que ponerse protección solar todo el año".

Así lo expresó en la charla que ofreció este miércoles en el salón de actos del hospital gaditano en una Jornada de sensibilización sobre el cáncer de piel, dentro de la campaña de promoción de la salud que está realizando el centro titulada '12 meses para mejorar tu salud'.

El doctor Linares afirmó que el 80% de la radiación solar que recibe una persona a lo largo de su vida es antes de los 20 años, de ahí la importancia de proteger especialmente a los menores usando cremas pediátricas -específicas para ellos- que deben aplicarse antes de salir de casa. Como la mayoría del público eran personas mayores, las nombró su "comando de protección solar con los nietos" porque "proteger a un niño de una quemadura solar es protegerlo de un cáncer de piel".

Pero el jefe de Dermatología del Puerta del Mar no quiso transmitir un mensaje de alarma, ya que el cáncer de piel –según dijo– tiene "multitud de ventajas" respecto a otros cánceres, destacando que el diagnóstico es rápido e incluso, en algunas ocasiones, el médico lo puede curar en la misma consulta.

Explicó que hay varios tipos de cáncer de piel, siendo el melanoma maligno el de mayor mortalidad, aunque no el más frecuente. Para identificarlo, es necesario explorarse los lunares de vez en cuando "y en el momento en el que veamos uno distinto a los demás –el patito feo, lo llamó–, hay que ir al médico", señaló, añadiendo que también hay que observar los cambios que se produzcan en los lunares, tanto en su tamaño, forma o color, como si empiezan a sangrar. Respecto a los melanomas, especificó que "se caracterizan porque son muy negros, poco armónicos, pican y tienen tendencia al sangrado". Y dio una mala noticia y otra buena respecto a ellos: "Una de cada 75 personas presentará un melanoma a lo largo de su vida, pero la buena noticia es que nuestras defensas atacan al melanoma y puede curarse solo".

Insistió en la importancia de que los adultos también se protejan del sol con cremas, sombreros –que dijo que son mejores que las gorras porque cubren más–, ropa de manga larga y gafas de sol. Advirtió que los días nublados hay que protegerse y también cuando se esté debajo de la sombrilla en la playa, ya que los rayos solares se refleja en la arena.

Dicho todo esto, Mario Linares reconoció que "respecto a las cremas de protección solar hay mucho rollo". En concreto, afirmó que la ley indica que a partir del factor de protección 50, hay que etiquetar los frascos como 50+, así que no hay que fiarse de los botes que cifran en 60 o 90 el FPS, que, además, son más caros. También aclaró que "entre una crema de factor de protección 15 y otra de 50 apenas hay diferencia". En este sentido, dijo que el número del FPS significa que "si en condiciones normales tardas diez minutos en ponerte rojo al exponerte al sol, si te pones factor de protección 25 ó 50, tardas 25 ó 50 veces más tiempo en ponerte rojo. Pero cada persona es diferente y soporta el sol de manera diferente". Así, recomendó que sea cual sea el protector que se aplique, hay que ponerlo 30 minutos antes de exponerse al sol y reaplicarlo cada dos horas. También se refirió a la importancia de fijarse en el dibujo que aparece en los frascos de crema que indica el número de días que puede estar abierto.

Asimismo, el doctor Linares habló de los alimentos que pueden protegernos de los efectos de la luz solar sobre la piel y de la oxidación, como algunas frutas y verduras, y de la existencia de protectores solares orales, que tienen el inconveniente de que son caros.

Además del cáncer, Mario Linares habló de otros efectos nocivos del sol sobre la piel. Aseguró que las radiaciones UVA son las responsables del 90% de los cambios cutáneos asociados a la edad, así que "uno envejece mejor si se pone protección solar", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios