Prioriza el trazado entre Chiclana y Cádiz La Junta de Andalucía no contempla que el tranvía pase por el segundo puente

  • La Consejería de Fomento confirma que su máxima prioridad ahora mismo es poner en marcha y consolidar este medio de transporte en su línea Cádiz-San Fernando-Chiclana

Un vecino de Cádiz sigue de cerca la construcción del segundo puente sobre la Bahía de Cádiz Un vecino de Cádiz sigue de cerca la construcción del segundo puente sobre la Bahía de Cádiz

Un vecino de Cádiz sigue de cerca la construcción del segundo puente sobre la Bahía de Cádiz / Julio González (Cádiz)

Fuentes de la Consejería de Fomento de la Junta de Andalucía confirmaron este jueves a 'Diario de Cádiz' que no contempla ahora mismo “ningún escenario” que incluya el trazado ferroviario necesario para el paso del tranvía por el segundo puente sobre la Bahía.

Estas mismas fuentes insisten en que la “máxima prioridad” de la Junta es poner en servicio el tranvía que conecte las localidades de Cádiz, San Fernando y Chiclana. “Dada la complejidad del proyecto y los retrasos acumulados, todos estamos volcados en este objetivo”. Ahora toca, según la Junta culminar la primera fase de la implantación de este servicio a nivel comercial y lograr su consolidación.

La Administración autonómica, ahora en manos de PP y Ciudadanos, deja en el aire la posibilidad de que “en un futuro escenario” se retome el proyecto de alojar una plataforma tranviaria que atraviese el segundo puente.

Cabe recordar que el proyecto final del trazado del tranvía contemplaba en una primera fase el tramo Chiclana-San Fernando-Cádiz, y, en una segunda fase, unir la capital, a través del puente de La Pepa con el Campus de Puerto Real, El Puerto y finalmente Jerez de la Frontera.

Pero parece que finalmente los 186 millones de euros de sobrecoste que supuso la modificación del proyecto inicial con una ampliación del tablero del puente para que éste pudiera alojar esa plataforma tranviaria cayeron en saco roto.

Lo que sí es cierto es que la Junta de Andalucía se mantiene firme en su intención de que esta primera fase del trazado del tranvía entre en funcionamiento antes de finales de 2020.

Un demoledor informe elaborado por el Tribunal de Cuenta y hecho público el martes pasado, cuatro años después de la inauguración del segundo puente, deja entrever las consecuencias que conllevó este “cambio sustancial del proyecto” inicial, según la terminología utilizada en el informe de la Cámara de Cuentas.

Supuso según este órgano fiscalizador la modificación del proyecto, entre otras cuestiones para facilitar el paso del tranvía significó pasar de 41 a 117 meses de ejecución y de 272 a 460 millones de euros, es decir, una variación de un 61,2%.

El informe deja caer que la incorporación del puente de la plataforma tranviaria dio lugar a tres modificaciones contractuales del contrato principal y a tres proyectos de obras complementarias, todas ellas adjudicadas al contratista de la obra principal, es decir a Dragados.

Desde el punto de vista político, el informe de la Cámara de Cuentas achaca tanto al Ministerio de Fomento como a la Consejería de Fomento, ambos en manos de los socialistas. Fue en 2008 cuando se firmó el protocolo para la construcción y puesta en operación de la plataforma tranviaria. En ese momento, el Ministerio de Fomento de Zapatero estaba en manos de Magdalena Álvarez (abril de 2004 - abril de 2009) y como consejera de Fomento de la Junta de Manuel Chaves, Mar Moreno (marzo de 2004 - marzo de 2008).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios