Encuentro en el Hotel Las Cortes El fotoperiodista Julio González protagoniza la nueva cita de 'Beers&Politics'

  • El jefe de Fotografía de 'Diario de Cádiz' reflexiona sobre el poder de la imagen y los obstáculos a los que se enfrenta hoy el fotógrafo de prensa 

Una de las fotografías de Julio González sobre las protestas en la factoría de Navantia. Una de las fotografías de Julio González sobre las protestas en la factoría de Navantia.

Una de las fotografías de Julio González sobre las protestas en la factoría de Navantia. / Julio González

Sobre el innegable y creciente poder de la imagen, sobre cómo esta influencia afecta al trabajo del fotógrafo de prensa y sobre cómo desde la esfera política se intenta controlar este enorme potencial de la fotografía reflexiona el fotoperiodista Julio González en la nueva cita del ciclo 'Beers&Politics' que tiene lugar este miércoles 23 de octubre a las 19.00 horas en el Hotel Las Cortes.  

Julio González (Cádiz, 1966), auténtico francotirador de la actualidad, a la que no deja escapar toda vez que su cámara se fija un objetivo, comenzó su trayectoria profesional en el año 1991 ligado al desaparecido Periódico de la Bahía. Tras un año en el rotativo comienza a trabajar para El País en Cádiz y, más adelante, comienzan sus colaboraciones, de forma esporádica con Diario de Cádiz, diario con el que pronto inicia una relación más seguida llegando a colaborar a la vez con El País, El Mundo y Diario de Cádiz. "En aquella época ni dormía", ríe el fotoperiodista que ya en 1999 entró a formar parte de la plantilla de Diario de Cádiz para, al año siguiente, ser nombrado jefe de su sección de Fotografía, cargo que sigue ocupando a día de hoy.

"Vamos a hablar del auge de la fotografía, de su democratización, de su difusión en redes sociales y de cómo todo eso influye en el trabajo del fotoperiodista", adelanta González que ve como "en los periódicos la fotografía con mayúsculas ha ido perdiendo su lugar en aras de la inmediatez". "Se prima más una imagen de ahora, de ya, que una imagen que transmita un mensaje concreto, que cuente una historia que es, al final, el trabajo del fotoperiodista, al menos en mi opinión", dice.

González hablará del "compromiso" y la "honestidad", ingredientes "imprescindibles y necesarios", para llevar a cabo la labor del fotoperiodista que navega entre las aguas revueltas de las imágenes trucadas, las fake news y las trabas a su trabajo ejercidas por el poder.

Y es que, en el caso de la fotografía política, el profesional advierte de "las cada vez mayores dificultades" con las que se tiene que enfrentar el fotógrafo de prensa. "Hay muchísimos más filtros que hace 20 años para llegar al político, los gurús que controlan las imágenes, los gabinetes te mandan ya sus propias fotografías, y yo no dudo de los compañeros pero me pregunto, ¿por qué no puedo ir yo a contar esa historia en vez de que me la manden ellos...? Realmente, es que creo que los políticos se han dado cuenta del increíble poder de transmisión de la fotografía y es algo que intentan controlar", reflexiona el jefe de Fotografía de Diario de Cádiz que, además, de destacar ese "compromiso y honestidad" del fotógrafo que quiera ejercer el fotoperiodismo suma otras características como "ser una persona curiosa, que le interese el mundo que le rodea, que se interese por la gente, que tenga capacidad para procesar y retener información y que, por supuesto, domine la técnica".

"Para hacer una buena foto de prensa hay que conocer antes todos los detalles que puedas de la historia, todos los entresijos. Al final, se trata de contar una historia, hay quien la cuenta con palabras y hay quienes la contamos con imágenes", explica González que desea abrir un coloquio sobre ésta y otras cuestiones con los asistentes a este encuentro de 'Beers&Politics'. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios