Educación

El IES Drago se reafirma en su apuesta por la presencialidad

  • El claustro de profesores decide mantener esta fórmula pese a las quejas de madres y padres

Una imagen de archivo de los pasillos del IES Drago. Una imagen de archivo de los pasillos del IES Drago.

Una imagen de archivo de los pasillos del IES Drago. / Jesús Marín

El claustro de profesores del IES Drago ha mantenido su apuesta por la presencialidad al cien por cien como fórmula de enseñanza de este curso que acaba de comenzar, después de que un buen número de madres y padres mostrara su malestar ante lo que consideraban una evidente falta de distancias entre los alumnos tanto en las aulas como en las zonas comunes. Así lo expuso una alumna en las redes sociales, mostrando fotografías y videos, causando un gran revuelo entre la comunidad educativa de este instituto.

La gran mayoría del profesorado votó por mantener la presencialidad en una reunión de claustro celebrada el pasado lunes. Y en la tarde de ayer, en la reunión del consejo escolar, se dio a conocer la decisión del profesorado, mostrando su desacuerdo la mayoría de los progenitores que integran este órgano ante una postura que consideran errónea ante el riesgo de contagio que puede tener el alumnado.

Mantiene el claustro su opinión sobre la necesidad de una escolaridad plena para abordar todos los retos educativos de las diferentes enseñanzas que se imparten en el instituto, recordando el frenazo que supuso para los alumnos la ausencia de clases en el tercer trimestre del curso pasado debido al confinamiento provocado por la epidemia de Covid-19.

Una representación de madres y padres conoció la decisión en el consejo escolar de ayer

El director del centro, Salvador Hernández, comentaba a este periódico esta semana que ante la situación creada “estamos estudiando alternativas, que ninguna responderá a las necesidades educativas de los alumnos. Somos de los pocos centros que hemos optado por la presencialidad y hay cierta presión. Mientras estemos enredando, los alumnos no estarán bien atendidos”.

Mientras, las madres y los padres que solicitan una alternativa a la presencialidad absoluta, insistiendo en que se cumpla la normativa para que se mantenga la distancia mínima de metro y medio entre un alumno y otro, hecho que, como denuncian, no se produce en el IES Drago, que cuenta con aulas de pequeñas dimensiones y de una elevada ratio. Consideran que “el centro, en estas condiciones de elevada ratio y de exigencias sanitarias, no está preparado para la presencialidad ni para el desdoble de grupos al faltar espacio. Tampoco existen horas de profesorado para desdoblar los grupos”. “La salud es lo primero y la normativa está para cumplirla”, argumentan los progenitores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios