Educación

La AMPA del Drago critica la falta de distancias entre alumnos

  • Videos y fotos de una alumna en redes sociales causan preocupación entre madres y padres

  • El centro apuesta por la presencialidad, pero estudia otras alternativas

Entrada principal del IES Drago en la capital gaditana.

Entrada principal del IES Drago en la capital gaditana. / J.P.

La AMPA del IES Drago y su representación en el consejo escolar de este centro en la capital gaditana han mostrado su preocupación por la falta de distancias de seguridad que se da en el centro debido al alto número de alumnos y a las pequeñas dimensiones de las aulas, lo que consideran que supone un riesgo de contagio para los estudiantes en tiempos de epidemia del Covid-19. Una serie de publicaciones de una alumna del centro en las redes sociales, con fotos y videos que revelan deficiencias de seguridad han acabado por poner en guardia a madres y padres del instituto. En estas publicaciones aparecen los alumnos aglomerados en la entrada e incluso alguno en el pasillo asistiendo a clases.

Desde la citada representación de progenitores se destaca que “el centro ha elegido la educación cien por cien presencial, en un instituto ya de por si saturado por la gran demanda de plazas que tiene cada año”. Unos 500 alumnos se dan cita cada día en el Drago, entre Secundaria, Bachillerato y Ciclos de Grado Superior. “El modo presencial no es compatible con la salud de los alumnos. Estamos de acuerdo en que la enseñanza presencial ofrece las mayores garantías a nuestros hijos, pero antes está la salud, recalcan desde la AMPA.

Los madres y padres consideran que “es un hecho que no se pueden mantener las distancias. Creemos que el centro, en estas condiciones de elevada ratio y de exigencias sanitarias, no está preparado para la presencialidad ni para el desdoble de grupos al faltar espacio. Tampoco existen horas de profesorado para desdoblar”. Señalan además que la opción de clases en directo, síncronas, es inviable por la carencia de medios tecnológicos para llevarlo a cabo, “como ocurre en todos los centros”. “La única opción es la semipresencialidad, que el 50 por ciento esté en una clase y el otro 50 en casa”, según la AMPA. A juicio de los progenitores “no se han explorado otras vías, como el aprovechamiento de las aulas libres de la Institución Provincial, colegio cerrado este año”.

En la tarde de ayer se reunía el claustro de profesores y el miércoles se ha convocado un consejo escolar donde se tratará sobre el modelo de organización curricular del instituto. El director del Drago, Salvador Hernández, defiende que “más que masificación, diría que el número de alumnos es el que nos permite la ley. Ocurre que el proceso de escolarización ha continuado como si nada hubiese ocurrido. Y así, hay centros muy llenos, y otros muy vacíos”.

Para Hernández, el trabajo realizado por el centro “se puede ir al garete por imágenes y comentarios falsos que se exhiben en las redes sociales, y se le da a eso más crédito que al trabajo que hemos hecho”. Según el director, “el claustro de profesores tenía muy claro que la presencialidad era la mejor opción, pero vemos que hay un sector de padres que han mostrado su inquietud”. Ante la situación creada “estamos estudiando alternativas, que ninguna responderá a las necesidades educativas de los alumnos. Somos de los pocos centros que hemos optado por la presencialidad y hay cierta presión. Mientras estemos enredando, los alumnos no estarán bien atendidos”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios