El futuro del puerto de Cádiz

Grimaldi compra a Trasmediterránea la explotación de varias de sus rutas

  • La operación de saneamiento afectará sólo a los tráficos con Baleares y no a los de Canarias

Visita de las autoridades a la terminal de Canarias en el puerto de Cádiz, durante su inauguración en 2011.

Visita de las autoridades a la terminal de Canarias en el puerto de Cádiz, durante su inauguración en 2011. / Julio González (Cádiz)

Podía tratarse ya de una cuestión semántica más que de otra cosa. Era ya saber elegir un término para describir la situación económica que en la actualidad atraviesa la empresa Armas Trasmediterranea.

Niegan la quiebra a la vez que muchos prefieren denominarlo “colapso económico”. Lo cierto es que la que era la naviera de los Entrecanales se ha visto al borde del abismo y ha tenido que tomar una serie de decisiones en cuestión de meses antes de tirarlo todo por la borda.

La compañía llegó a comunicar a sus muchos acreedores que no podían hacer frente a sus obligaciones financieras y les propuso negociar una quita y también un aplazamiento de deuda para aligerar un pasivo que alcanza los 800 millones de euros.

Ahora sí parece que Armas Trasmediterranea ha optado por dar un paso definitivo y ha vendido a la naviera Grimaldi buques, terminales y almacenes y derechos de explotación en rutas con Baleares. Y ya no es sólo rumurología sino que los mandatarios de ambas compañías han brindado ya con fotógrafos y notarios esta operación que podría aclarar el futuro de Trasmediterránea y garantizar su supervivencia, al menos, durante un tiempo.

El Grupo Grimaldi ha cerrado un acuerdo con el Grupo Armas Trasmediterránea para la venta de varios activos en España, incluyendo buques, terminales, entre ellas la de Valencia, así como oficinas y almacenes y los derechos de explotación en varias rutas con Baleares. En concreto, el acuerdo prevé la compra por parte del grupo italiano de los buques Ciudad de Palma, ‘Ciudad de Granada, Ciudad de Mahón, Volcán del Teide y Volcán de Tijarafe.

Alguno de estos buques estuvo cubriendo en su día el trayecto entre Cádiz y Canarias pero en el momento del paso a manos de Grimaldi nada tenían ya que ver con el tráfico que soporta el puerto gaditano con los canarios.

Desde el departamento de Comunicación de la propia naviera Armas Trasmediterránea han confirmado a este periódico que la decisión empresarial tomada por la cúpula no tendrá ninguna consecuencia para los tráficos entre Cádiz y Canarias, ya que se trata de una operación que afectará de lleno a las rutas establecidas en el Mediterráneo occidental.Básicamente serán las rutas entre el Levante español y las islas Baleares las que se verán afectadas por esta transacción que se ha formalizado en las últimas horas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios