Cádiz

El Gobierno ya se acuerda del Doce

  • El PP apenas ha tardado unos días desde su llegada al poder en convocar la Comisión Nacional del evento, aunque hay poco margen de maniobra para actuar

Los mensajes de apoyo del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a la celebración del Bicentenario de 1812 lanzados en su discurso de investidura y el anuncio de la alcaldesa, Teófila Martínez, del interés mostrado tanto por éste como por otros cargos del PP ante el inminente inicio de este evento, no han sido ni brindis al sol ni tampoco meras palabras de compromiso. Ayer mismo, Martínez adelantaba la celebración para el próximo martes de la Comisión Nacional del Bicentenario, y la presencia en la misma de la vicepresidenta del Gobierno y virtual presidenta de la Comisión, Soraya Sáenz de Santamaría.

Tras tantos meses de decepciones, de problemas políticos, de falta de financiación... es de agradecer que el año, el 2012 ya, comience con una buena noticia. No es que el anuncio de la celebración de la Comisión Nacional sea la panacea que va a salvar la conmemoración. No. Lo importante es simplemente el mensaje que este anuncio debe trasladar al conjunto de la ciudadanía: la implicación del nuevo Gobierno con el Bicentenario de la Constitución de 1812, cuando apenas lleva unos días de mandato y cuando la dura crisis económica les debe absorber la gran parte de la jornada de trabajo, sobre todo cuando en la etapa del PSOE sus dirigentes no encontraban fechas para realizar esta misma convocatoria.

En este encuentro, a celebrar en la Casa de Iberoamérica, Soraya Sáenz de Santamaría ejercerá como presidenta de la Comisión, aún cuando todavía no tiene el nombramiento oficial. Será una buena elección, como en su día lo fue el de María Teresa Fernández de la Vega, eficaz primera presidenta de este ente. Garantizada su capacidad de trabajo y constatado ya que tiene asumida la importancia de este acontecimiento histórico, sólo habrá que confirmar que el apoyo verbal del Estado se convierte en cuestiones reales. Ya Teófila Martínez trasladó en su día a Sáenz de Santamaría un informe sobre el Bicentenario y sus necesidades, por lo que es de esperar que, si no en esta inminente reunión, si en un breve plazo, el Estado clarifique cuál va a ser el apoyo final que va a tener esta conmemoración.

En todo caso, hay que ser realista: hemos pasado ya la primera semana del 2012 y apenas quedan dos meses para el solemne acto que se celebrará en el Oratorio de San Felipe Neri como inicio oficial a los eventos organizados. Apenas queda por ello tiempo para plantear grandes modificaciones en la programación. Aunque hubiera dinero disponible, sería imposible sacar adelante la gran exposición que sobre el Doce se quedó en los papeles, como es ya imposible acelerar actuaciones en el castillo de San Sebastián o en el mismo segundo puente (aunque éste no forme parte de las infraestructuras del Doce).

Hay que ser realista. El apoyo que ahora pueda plantear el Gobierno, cuya falta se dejó notar con el anterior gabinete de Rodríguez Zapatero, presumiblemente irá destinado a tapar los agujeros que la falta de financiación han dejado en una parte de la programación, y se vislumbrará también en las gestiones que se puedan hacer en Hispanoamérica para contar con una presencia más decidida de estos países durante todo el año, y más durante la Cumbre de Jefes de Estado. Se podrá ver en la necesaria 'venta' del Doce en todo el mundo (esperamos que con el lema 'Cádiz 2012'). Y se podrá ver también en una rápida respuesta a las llamadas de auxilio que a última hora se puedan realizar desde la organización gaditana.

Organización que, en cuestión de días, será asumida en su totalidad por el mismo Ayuntamiento, una vez el PP tiene el poder mayoritario en el Consorcio, y a pesar del esfuerzo realizado en apenas unos meses por el presidente del consorcio, Francisco Menacho. Ya lo dijo en este diario la alcaldesa: a partir de ahora, más coordinación, más trabajo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios