Cádiz

Ganar Cádiz controlará las concejalías de Urbanismo, Vivienda y Cultura

  • Vila será el primer teniente de alcalde tras refrendarse la entrada en el Gobierno local.

La formación del Ayuntamiento de Cádiz comienza a ver la luz tras un largo camino lleno de reuniones y asambleas. Trece días después de que José María González Santos fuera investido como alcalde, la coalición Ganar Cádiz en Común aprobó ayer por una abrumadora mayoría entrar en el equipo de Gobierno. El pastel que va a manejar se presenta bastante jugoso, ya que va a dirigir algunas de las concejalías más importantes en la labor municipal. Además, Martín Vila será el primer teniente de alcalde, sustituyendo en el cargo a José Blas Fernández. Una decisión que ha servido para desatascar las negociaciones con Por Cádiz sí se puede.

Por la mañana, el alcalde, José María González, ya lanzó un guiño a la plataforma al asegurar que "necesitamos su talento, ganas y fuerza". Ya por la tarde, los miembros de Ganar Cádiz en Común se reunieron en el Instituto Columela en una asamblea extraordinaria para dar el visto bueno al pacto de gobierno. Esta vez, los medios de comunicación sí pudieron ser testigos de todo lo que se habló en el encuentro. El debate fue mucho más cordial que el que se llevó a cabo el pasado miércoles, en el que se dieron momentos de mayor tensión. La votación se solventó con 48 votos a favor, uno en contra y cinco abstenciones. Una mayoría absolutísima para refrendar el acceso a la gestión municipal. Uno de los aspectos que ha quedado cerrado es el reparto de sillones dentro del Consistorio, por lo menos por parte de Ganar Cádiz en Común, ya que se está a la espera de que Por Cádiz sí se Puede haga pública su distribución de las concejalías, que se presentará el lunes a partir de las 12 horas.

La asamblea sirvió para tener un pequeño avance del reparto de las competencias. Así, el documento que recoge el acuerdo que define el organigrama de trabajo señala que el Ayuntamiento se dividirá en cinco grandes áreas. El escollo de la Tenencia de Alcaldía era vital salvarlo para esta formación a pesar de contar con solo dos concejales, ya que no se quería ver relegada a asumir asuntos menores. La confianza entre las dos partes, algo que faltó en la etapa preelectoral, será muy importante a partir de ahora para que el Gobierno cumpla con sus objetivos. Así, la decisión de que sea Vila quien ocupe el cargo se debe a que fue el cabeza de lista de la coalición en los comicios locales. Entre las atribuciones, el coordinador local de IU será el alcalde accidental de la ciudad o presidirá el Pleno en ausencia de José María González.

En cuanto a las competencias, Vila será el encargado de dirigir las delegaciones de Urbanismo, Mantenimiento Urbano, Movilidad, Vía Pública y Accesibilidad, y Memoria Democrática. En estos dos casos, en la concejalía de Urbanismo no ha habido desencuentro entre las partes al tener Ganar Cádiz en Común un programa más completo. Sin embargo, Memoria Democrática sí era una de las condiciones establecidas por la plataforma al considerarla como uno de sus campos de trabajo más elaborado y primordial dentro de sus propuestas. De hecho, esta delegación va a recaer en la figura de Martín Vila para darle una mayor prioridad al ser primer teniente de alcalde.

Por su parte, Eva Tubío asumirá las carteras de Salud, Vivienda y Cultura. De esta manera, Tubío tendrá responsabilidad en el nuevo Área de Derechos Sociales debido a su conocimiento como trabajadora social del Ayuntamiento. En ella, se integrarán Vivienda, Salud y Servicios Sociales, quedando esta última delegación, probablemente, en manos de Ana Fernández. Además, la creación de la Concejalía de Salud es otra pequeña victoria de Ganar Cádiz en Común en el tira y afloja con Por Cádiz sí se puede al ser otro punto fundamental dentro de su programa, con propuestas como la formación de consejos de salud municipal y por barrios.

Un aspecto espinoso al que se ha sabido dar carpetazo dentro de la negociación es el de las empresas municipales. Al llevar Eva Tubío las concejalías de Vivienda y Cultura, será de su competencia la presidencia de Procasa y la Fundación Municipal de Cultura. El problema se centró en la empresa municipal de aparcamientos Emasa, ya que era una de las peticiones de Ganar Cádiz en Común. El objetivo que pretenderá llevar a cabo es cambiar el fin de la entidad para dedicarse a la movilidad y a la accesibilidad, por lo que consideraba que debería ser dirigida por Martín Vila. Sin embargo, sus estatutos establecen que el presidente tiene que ser el concejal de Hacienda, cargo que debería asumir David Navarro. Conscientes de que su variación se tendría que llevar al Pleno -en el que las dos formaciones no tienen la mayoría absoluta-, el acuerdo final es que Vila sea el vicepresidente, puesto en el consejo de administración que también se aprobaría en sesión plenaria.

En cuanto a los aspectos formales, el acuerdo entre las dos formaciones recoge la participación de los dos ediles de Ganar Cádiz en Común en la Junta de Gobierno Local, por lo que Eva Tubío también deberá ser nombrada teniente de alcalde.

Otro de los puntos que se va a desarrollar próximamente es el cambio de los distritos de la ciudad. Actualmente, Cádiz cuenta con cuatro, aunque la intención es que coincidan con los distritos sanitarios y las Unidades de Trabajo Social de los Servicios Sociales.

Con todo, el acuerdo de gobierno entre Ganar Cádiz en Común y Por Cádiz sí se puede incluye tres líneas fundamentales que regirán su funcionamiento, que serán la cohesión y responsabilidad conjunta en la toma de decisiones, la vertebración de las delegaciones dentro de áreas naturales con la implicación de todo el equipo, y la creación de comisiones de trabajo mixtos para apoyar a todas las concejalías.

Dentro del pacto alcanzado entre las dos formaciones políticas se incluyen los mecanismos de evaluación y seguimiento del Gobierno municipal. Uno de ellos, ya citado anteriormente, es la formación de mesas mixtas para asesorar a cada una de las áreas. En cuanto al control del acuerdo, habrá un grupo interno formado por tres miembros de cada plataforma para fiscalizar el cumplimiento del programa marco y otro externo formado por seis personas independientes a las organizaciones. Por último, se plantea la realización de una asamblea conjunta para evaluar al Gobierno.

Con todo, ya solo queda que Por Cádiz sí se puede desvele sus cartas para que el equipo de Gobierno comience a trabajar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios