Cádiz

La Fiscalía pide doce años y medio de prisión para Jenaro Jiménez

  • Acusa al empresario que simuló su muerte y huyó a Paraguay de los delitos de falsedad documental, estafa y apropiación indebida y le pide una indemnización de 2,1 millones

La principal denuncia a la que se enfrentaba Jenaro Jiménez y que se instruye en el Juzgado de Instrucción número 2 de Cádiz, la presentada por sus dos socios en las empresas Emblematic Houses y Casas de Cádiz, ya tiene el escrito de calificación de la Fiscalía. El Ministerio público pide para el empresario que simuló su muerte en abril de 2008 y que realmente huyó a Paraguay una pena de prisión de doce años y medio por los delitos continuados de falsedad documental, estafa y apropiación indebida. Por los dos primeros la Fiscalía solicita ocho años y por el último los cuatro y medio restantes. Además, también le reclama una indemnización de más de 2,1 millones de euros para resarcir los perjuicios económicos causados a sus dos socios, a los bancos a los que pidió créditos y a las personas que dieron sus señales para los pisos que habían adquirido y que nunca más supieron de ellos.

En el escrito de acusación de la Fiscalía, a la que ha tenido acceso este periódico, se explica que Jenaro Jiménez era titular y administrador de las empresas Casas de Cádiz, en las que tenía el 51% mientras que sus socios Jaime Rocha y Carlos Espert tenían el 35 y el 14% respectivamente. Mientras tanto, en Emblematic Houses estaba repartido el accionariado en partes iguales entre Jenaro y Espert.

El Ministerio fiscal resalta que para conseguir créditos falsificó documentos

En el escrito se refleja que Jenaro, "debido a las deudas que iba acumulando, como único modo de poder engañar a sus socios y continuar con la actividad", se apropió de las entradas recibidas en metálico de los compradores de las viviendas de las promociones en las que estaba inmerso, "no ingresándolo en las cuentas de las sociedades". También suscribió numerosos contratos de préstamos "que utilizaba para tapar las deudas".

Para conseguir estos préstamos, tal y como ya se puso de manifiesto en un informe que realizó la Policía Nacional, presentaba declaraciones de la renta y societarias "habiendo alterado sus cifras, de tal forma que simulaba una solvencia que no tenía". Esto, tal y como sostiene la Fiscalía, le permitió obtener cantidades muy superiores a las que hubiera obtenido en caso de haber presentado las cifras reales e incluso duda que hubiera conseguido crédito alguno.

A ello se le une que la cantidades de los préstamos concedidos las utilizaba "para fines personales distintos para los que fueron concedidos, ya que estaban ligados a la construcción".

Hay un dato muy curioso en el escrito de la Fiscalía y es que "con esta dinámica delictiva y pese a que era consciente de que le era imposible hacer frente a la larga a las obligaciones que había contraído y cuando ya sabía de su insolvencia", pidió un crédito dos días antes de simular su muerte y marcharse a Paraguay por valor de 120.000 euros. Jenaro solicitó que se le entregara el dinero en efectivo "so pretexto de una deuda", pero finalmente no lo consiguió.

Se puede poner un ejemplo de los bailes de cifras. Actuando como administrador de Emblematic Houses adquirió en 2006 una finca en Marconi número 20 por un precio real de 1.081.621 euros y posteriormente pidió un crédito hipotecario de 2.840.000 euros. Para conseguir el préstamo presentó un contrato de compra de la finca de más de 2,2 millones de euros, muy superior a lo gastado y además falsificó igualmente las declaraciones de la renta. Así, el banco vio un declaración por 164.901 euros cuando realmente era de 29.221 euros. Igualmente también presentó contrato con los compradores de cada una de las viviendas que también habían sido infladas.

Con estos documentos, tal y como sostiene el fiscal, consiguió ese crédito de más de 2,8 millones de euros, de los que extrayó 1.080.000 euros (que fue lo que costó la finca) en cheques que ingresó en la cuenta Casas de Cádiz y con posterioridad lo traspasó a sus cuentas personales. Con esa cantidad se paga 260.489 euros para Jenaro y 160.403 para Carlos Espert "como reparo de beneficios, habiéndose apropiado para su uso personal de 659.108 euros".

Después pidió otro crédito de 200.000 euros más para este mismo inmueble y en lo que el fiscal incide es que "los compradores de los pisos de Marconi 20 resultaron perjudicados al incorporar a su patrimonio las cantidades que dieron de señal o de parte de pago".

En Casas de Cádiz sus operaciones se centraron en la venta de numerosos inmuebles cuyo importe no ingresó en esta sociedad. Así se apropia de 95.470 euros por una venta de unos locales en el Novo Sancti Petri; 38.900 por un inmueble de la calle Nueva en Jerez; 38.594 euros por la venta de un piso de la promoción de esta empresa en la calle Veedor; otros 30.594 por otros cinco pisos de esta misma finca; y un crédito de 78.000 que tampoco ingresa; y los 60.000 euros de adelanto por una venta en la calle Plateros de Jerez y otras numerosas operaciones que hace con los bancos y que tampoco pasan a esta sociedad ni a la otra.

En total la Fiscalía considera que debe indemnizar a Emblematic Houses con 906.108 euros y a Casas de Cádiz con 645.803 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios