Cádiz

Emocionante adiós a Fermín Salvochea Álvarez

El feretro saliendo de su casa en la plaza de los Pozos de las Nieves. El feretro saliendo de su casa en la plaza de los Pozos de las Nieves.

El feretro saliendo de su casa en la plaza de los Pozos de las Nieves. / archivo diario de Cádiz

N impresionante gentío acudió ayer a la Plaza de los Pozos de las Nieves para asistir al entierro de Fermín Salvochea. A las nueve y media de la mañana, doce obreros sacaron a hombros el féretro, abriéndose paso con gran dificultad entre la multitud. Presidían el duelo, Celestino Párraga, Arturo Marenco, Agustín Blázquez, José Sánchez Robledo, Justo Tovía y representantes de la Agrupación Obrera Republicana. Los asistentes porfiaban por llevar la caja y se veían tanto a personas vistiendo frac y chaqué como blusas de trabajo. Al pasar el cortejo frente a la estatua de Castelar se oyeron varios vivas a la Libertad y otros diversos. Cuando el féretro llegaba a San Juan de Dios comenzó a llover torrencialmente, por lo que la comitiva se refugió debajo de los arcos del Ayuntamiento.

El alcalde, Sebastián Martínez de Pinillos, que estaba en su despacho, bajó de inmediato y abriendo las puertas de las Casas Consistoriales dijo: "Esta es su casa. Que no salga hasta que cese la lluvia".

Una tromba de agua obligó al cortejo a buscar refugio en el Ayuntamiento

La multitud aplaudió al alcalde y el féretro de Salvochea fue colocado en el patio sobre una mesa. Después de media hora el cortejo fúnebre siguió por la calle Sopranis. Fuerzas de la Guardia Civil patrullaban por las calles del barrio de Santa María, atestadas de público, en previsión de incidentes.

En el cementerio fue abierto el féretro mientras se escuchaban gritos de: "viva la libertad que proclamó Fermín Salvochea". A continuación se procedió a darle sepultura en un nicho del cementerio civil y no en la fosa común para poder hacer entrega, dentro de unos años, de su esqueleto a la Facultad de Medicina. Una vez enterrado se pronunciaron varios discursos alabando la figura de Fermín Salvochea. El regreso de los asistentes al entierro se produjo sin incidente alguno.

El cortejo fúnebre recorrió el siguiente itinerario: Plaza de los Pozos de las Nieves, Doblones, Baluarte, Rosario (izquierda), Columela (derecha), Palillero, Montañés, plaza de Castelar, Santiago, Villalobos, Cobos, Ruiz de Bustamante, Marqués de Cádiz, San Fernando, Plaza de San Juan de Dios, Sopranis, Santo Domingo y carrera habitual hasta el cementerio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios