Tosantos 2019 Crónica animal y vegetal en los mercados de Cádiz

  • Juan Carlos Aragón, el carril bici o la situación política de España protagonizan la ingeniosa apuesta de los detallistas para la fiesta de los Tosantos

Homenaje a Juan Carlos Aragón en un puesto de pescado del mercado Virgen del Rosario. Homenaje a Juan Carlos Aragón en un puesto de pescado del mercado Virgen del Rosario.

Homenaje a Juan Carlos Aragón en un puesto de pescado del mercado Virgen del Rosario. / Julio González

Detallista viene de detalle. Así se explica el nivel medio alto que demostraron los propietarios de los puestos de los mercados municipales gaditanos en los exornos de la fiesta de los Tosantos. Una crónica de lo que ha acontecido en el último año realizada con ingenio y cariño hacia una tradición que se remonta varias décadas atrás. Hubo lugar para la crítica y la nostalgia, para el sentimiento y la plasticidad, para la burla y la actualidad. El público, como es habitual, llenó los dos mercados, el de Virgen del Rosario y el Central, para disfrutar de esta festividad organizada a la par por el Ayuntamiento de Cádiz y la Asociación de Detallistas de Mercados Municipales (Asodemer). 

En el mercado de extramuros daba la bienvenida a los gaditanos un sentido homenaje pescadero a Juan Carlos Aragón titulado 'La vida eterna de los carnavales, con guiño al credo del coplero en 'Los peregrinos'. Cabezas de salmón remataban los disfraces de sus comparsas más recordadas. En el Virgen del Rosario podían verse también salchichas parodiando un concierto de Isabelita Pi o cochinos interpretando la versión porcina de El Rey León. La película Toy Story 4 era aprovechada para que unos huevos dieran un toque al carril bici (tema recurrente en la festividad de las castañas y las nueces) y la carnicería de José Vargas se había convertido en un vergel de plantas y flores llamado Tocino's Garden, empleando como materiales butifarras, chorizos, carne picada o panceta.

Especialmente ocurrente era la puesta en escena de Alimentación Félix Rivas. 'Chorizolandia' recreaba la situación actual de la política en España. Sobraban las explicaciones. Los dirigentes de los principales partidos, aunque sin siglas, eran reconocibles. Lo mismo ocurría con los políticos independentistas catalanes. Juan Carlos Aragón también era recordado en el Mercado Central. En la recova de Rubén Leal chorizos y huevos recreaban a carnavaleros ya fallecidos como el coplero de La Laguna. Manolo Santander, Manolo Cornejo, Catalán Chico, Pepón de Cai, El Peña, El Masa... Un cielo de coplas. Por el contrario, las frutas y verduras de Andrés mostraban el lado oscuro. Halloween en forma de 'Ghost City' con berenjenas convertidas en arañas. Enfrente, Pan de Aida exponía mininos de pan como “homenaje a los gatos callejeros de Cádiz”, a beneficio de la Asociación Bahía Felina.

También se sumó Gadishushi evocando los dibujos animados y frutas y verduras Mari ofrecía 'Los malos de las películas despiertan en Halloween', donde Freddy Krueger tenía, literalmente, toda la cara de un aguacate.

En los pescados, lo mismo se veía un curioso Museo del Mar con conchas y caracolas que un pez espada dando las campanadas de Año Nuevo representando a Cristina Pedroche. De la misma especie era el pez paracaidista que se había quedado enredado en una farola antes de colocar la bandera de España. Unas meninas recordaban también a Juan Carlos Aragón y Manolo Santander, así como a Teófila Martínez y Modesto Barragán, el pregonero de los Tosantos 2019. Quedó hueco para homenajear a la Fiesta de los Cañonazos de Puntales, para mostrar una particular cabalgata de Reyes Magos o para acordarse de la Velada de los Ángeles. Sergio Vila y José Mari Porquicho habían diseñado siete de los puestos de pescado. Ahí es nada.

Pronto anochecer, puestos abiertos para aprovechar ventas, actividades infantiles y un olor a castañas asadas que venía de perilla al cambio de hora. Los Tosantos 2019 pasaron con nota el examen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios