Consecuencias del coronavirus en Cádiz El Covid hace peligrar la posición del puerto de Cádiz en el mercado de cruceros

  • En España sólo se ha retomado la actividad en Canarias, mientras otros destinos como los puertos alemanes o griegos se hacen cada vez más fuertes

Varios cruceristas en las cercanías del Muelle Ciudad, con varios cruceros atracados en un mismo día en Cádiz.

Varios cruceristas en las cercanías del Muelle Ciudad, con varios cruceros atracados en un mismo día en Cádiz. / Jesús Marín (Cádiz)

Siguen manteniendo las navieras y los responsables de Turismo de las distintas administraciones que el año 2021 aún no se da por perdido.

La Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz (APBC) se consuela viendo que ya cuentan con 270 reservas de atraque para cruceros para este 2021, pero el tiempo pasa, pasa la tercera ola y ya se teme la llegada de otra cuarta ola aún más virulenta por culpa de las mutaciones del Covid.

De esta manera, las reservas podrían quedarse finalmente en eso, en reservas. Pero este hecho no afecta únicamente al puerto de Cádiz sino que otros puertos de éxito como Málaga o Barcelona están contando también los días que les queda para ver entrar el primero de los cruceros en la era post Covid.

Pero, de momento, todo parece indicar que aún tardará por mucho que se presione desde distintos estamentos alGobierno central para que permita, con condiciones, el retorno de los cruceros a los puertos españoles.

El puerto de Cádiz perdió unos 2,5 millones de euros con el parón de los cruceros

De momento, los únicos que se salvan de la quema son los puertos canarios, que lleva ya desde noviembre del año pasado recibiendo cruceros bajo unas condiciones muy estrictas y especiales que hacen que viajar en crucero diste aún demasiado de lo que era esta forma de hacer turismo antes de la crisis del coronavirus.

En días pasados, la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros, CLIA, celebrado un webinar bajo el título de Cruceros en España: hacia una recuperación segura. En esta cita participaron el director de la Asociación en España Clia, Alfredo Serrano, el director general de MSC Cruceros, Fernando Pacheco, el director de comunicación de Costa Cruceros, Rafael Fernández-Alava y Godja Soennichsen, directora de comunicación de TUI Cruises.

Imagen de archivo del puerto de Cádiz en uno de sus muchos días con más de tres cruceros. Imagen de archivo del puerto de Cádiz en uno de sus muchos días con más de tres cruceros.

Imagen de archivo del puerto de Cádiz en uno de sus muchos días con más de tres cruceros. / Julio González (Cádiz)

Fue Alfredo Serrano quien alertó de manera reiterativa de que España podría perder su posición actual como destino en beneficio de otros mercados, como Italia, Grecia, Croacia o Malta. Algunas navieras que ya tenían sus buques preparados para operar en puertos como el de Cádiz y otros del Mediterráneo Occidental han tenido que cambiar ya sus itinerarios a la vista de la resistencia del Gobierno español a la vuelta de los cruceros a puertos como el de Cádiz.

Serrano, a la vez que hacía esta llamada de atención, recordaba al auditorio que el sector de los cruceros es clave para la economía española, ya que genera 50.000 puestos de trabajo y 6.000 millones de facturación.

En torno a estas cifras, cabe recordar que la propia Teófila Martínez reconocía en días pasados que el puerto de Cádiz ha perdido unos 2,5 millones de euros de ingresos por el parón de los cruceros por culpa del Covid, sin olvidar los 20 millones que podría haber ingresado la ciudad por los beneficios que dejan sus turistas en sus visitas a la ciudad y en excursiones por la provincia.

Y mientras que España mantiene cerrados los puertos a los cruceros desde el 12 de marzo de hace un año, gobiernos como el italiano autorizaron que los cruceros de bandera nacional pudieran reemprender sus actividades a partir de agosto, eso sí, bajo un decreto específico de recomendaciones de seguridad para evitar la propagación del Covid-19.

Camarotes de aislamiento para los pasajeros que muestren síntomas y excursiones “burbuja”

Todas las navieras han hecho un extenuante esfuerzo para diseñar unos protocolos que hagan que sus pasajeros se sientan más seguros dentro de sus cruceros que en sus propios hogares. Pero son protocolos tan extremos que se ha reinventando una nueva manera de viajar en crucero, con restricciones y medidas excepcionales que hacen poco atractivo el viajar en uno de estos buques turísticos.

En esta cita online convocada por la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros en España (CLIA), tanto su propio presidente, Alfredo Serrano, como el resto de ponentes que representaban a a Costa Cruceros, MSC o TUI, describieron los distintos protocolos que han diseñado para la mayor seguridad de sus clientes.

Estos planes anti Covid contemplan medidas sin precedentes tales como la existencia de camarotes o incluso cubiertas de aislamiento en la que viajarían las personas que, a pesar de haber dado negativo en los test de detección del virus, muestran síntomas. Estas personas serían aisladas en estos camarotes o en estas cubiertas para evitar la posible expansión del virus.

Pero más sorprende, a la vez que menos cómodo, resulta el planteamiento de las excursiones que se organizarían en las distintas escalas del trayecto. Éstas serían excursiones “burbuja”, es decir que el que se quiera bajar del barco tendrá que ser en una de estas expediciones organizadas desde la naviera, de manera que si algún crucerista opta por salirse del redil, no podrá volver a bordo y se quedaría en tierra por incumplir el protocolo.

“Con estos protocolos que imponemos en las excursiones en tierra garantizamos que el cliente seguirá estando sano y podrá seguir interactuando con el resto de pasajeros y tripulantes”, indica Alfredo Serrano.Y eso sin dejar de lado los continuos test a los que se deberán someter los turistas así como al control diario de las temperaturas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios