El patrimonio histórico de Cádiz

Costas quiere que Cultura se implique en la recuperación de las murallas

  • La administración marítima no tiene competencias para actuar sobre las fortificaciones, aunque ya ha invertido tres millones de euros en su recuperación

David Navarro, durante la visita a las obras en Santa Catalina. David Navarro, durante la visita a las obras en Santa Catalina.

David Navarro, durante la visita a las obras en Santa Catalina. / J. A. H.

Comentarios 2

La Dirección General de Costas afirma que no entra dentro de sus competencias la recuperación de las murallas que dan al mar. Sin embargo, desde hace años y especialmente en las últimas temporadas, es la única administración que está invirtiendo en evitar la degradación de los lienzos.

A pesar que desde 2015 se han destinado unos 3 millones de euros a este tipo de operaciones, lo cierto es que la urgencia de actuación en varios tramos de las fortificaciones está chocando con la dificultad de contar con nuevos presupuestos, por las disputas políticas nacionales, lo que obliga a sacar adelante planes de urgencia, como los que ahora se están desarrollando en el castillo de Santa Catalina, y que estarán terminados en unos dos meses.

Sin embargo, Costas ni puede ni está en disposición de afrontar trabajos en el castillo de San Sebastián, aclarando que no es de su propiedad ni pueden, por poner un ejemplo, actuar en las edificaciones que componen esta fortificación. 

Costas, en todo caso, asume la relevancia que para Cádiz tiene su recinto amurallado y la necesidad urgente de actuar en el mismo; se valora el calado histórico e, incluso, el caso único en todo el país. De esta forma, se reconoce que se ha trasladado al Ministerio de Cultura la necesidad de actuar en recintos que tienen la mayor protección cultural. Se considera que podría ser ésta la administración más adecuada para buscar financiación, tanto para la muralla marítima como para los recintos interiores, y para los que el Ayuntamiento tampoco tiene dinero.

Lo acertado de esta apuesta choca, sin embargo, de las más que escasas inversiones realizadas por el Ministerio de Cultura en la ciudad de Cádiz. La capital aún está a la espera de la tercera fase de la ampliación del Museo de Cádiz mientras que la catedral no recibe fondos estatales desde hace más de una década.

La muralla y su estado se ha metido de lleno en el debate político y, en menor medida, en el debate ciudadano. Esta semana, coordinado por el periodista Fernando Santiago, y con el apoyo de la Fundación Cajasol, se ha realizado un recorrido informativo sobre parte de las murallas de la ciudad. Al mismo, además de un grupo de periodistas, acudieron Patricio Poullet , jefe de la Demarcación de Costas Andalucía-Atlántico; Gregorio Gómez Pina, que ocupó este carga previamente; los arquitectos Julio Malo de Molina y Juan Jiménez Mata (este último, con varias publicaciones sobre la construcción de las murallas); el historiados Rafael Garófano  y el teniente de alcalde de Patrimonio Histórico, David Navarro.

El recorrido evidenció algo ya conocido: la precariedad de algunos tramos de nuestras murallas, aunque en este sentido Poullet tranquilizó sobre le estado de la zona que está vallada en la trasera del colegio del Campo del Sur, sobre la que se actuará una vez se aprueben los presupuestos del estado. Como ya dejó claro a este diario hace unos días, Costas rechaza de plano la retirada de los bloques de hormigón, que considera vitales para el mantenimiento de los lienzos.

David Navarro reconoció la falta de presupuesto por parte del Ayuntamiento. Esta administración, por ejemplo, tiene pendiente la rehabilitación de la fachada marítima del baluarte de San Roque, en cuya parte inferior ya trabajó Costas, aunque quedan por dar algunos retoques.

La visita, en la que estuvo Diario de Cádiz, concluyó en el castillo de Santa Catalina, donde se actúa de emergencia. Aquí también se le dejó tarea al Ayuntamiento: recuperar los fosos de protección de esta fortificación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios