La difícil vuelta a la nueva normalidad

Coronavirus Cádiz: Las escuelas infantiles se niegan a abrir "para tres niños"

  • Las guarderías tanto privadas como concertadas denuncian falta de información y de recursos para la reapertura de sus centros a partir del 25 de mayo

Las aulas de las escuelas infantiles también se quedaron sin alumnos a mediados de marzo. Las aulas de las escuelas infantiles también se quedaron sin alumnos a mediados de marzo.

Las aulas de las escuelas infantiles también se quedaron sin alumnos a mediados de marzo. / Fito Carreto

Reina el desconcierto y los responsables de las escuelas infantiles no saben aún a qué atenerse. Tanto las privadas como las subvencionadas por la Junta admiten que les falta información y que las administraciones no están aún capacitadas para dar respuesta a sus múltiples dudas. 

Lo que sí saben es que “para tres niños” no van a abrir las escuelas infantiles. Así de convencida se muestra Eva María Díaz, directora de la Guardería Bahía Blanca de la calle Tamarindos. Ella pone por delante la salud de sus empleados y, sobre todo, de los niños que acuden al centro. La directora de la Guardería Bahía Blanca se hace una pregunta tan maternal como que “si un niño te viene corriendo a darte un abrazo, ¿qué hacemos? ¿le digo que no se acerque?”. 

Las profesionales de este sector saben que el apego es un factor fundamental en la relación entre maestro o maestra y alumnos o alumna. “Son niños de entre 0 y 3 años, edades en las que no se pueden controlar los distanciamientos y son tan pequeños que no pueden llevar mascarillas”. “No lo veo turbio, lo veo negro”. Así se mostraba la directora de esta guardería de la calle Tamarindos.

A este respecto, Mari Carmen Portillo, propietaria de la escuela infantil Pekes, afirma que están ahora elaborando un protocolo sobre la entrada de los niños en las aulas, algo que considera fundamental porque “son niños muy pequeños a los que habrá que dar de comer, cogerlos en brazos, asearlos, quitarles las babitas y los moquitos”. Se habla de que si se lleva a cabo la indicación del Gobierno de que las escuelas infantiles tienen que estar abiertas el 25 de mayo habrá que intentar que los niños estén cuanto más tiempo sea posible al aire libre y por grupos. “De todas maneras somos conscientes de que disminuirá la ratio porque, además, no van a volver todos los niños. Muchas familias o no se incorporan a sus trabajos o a otras les dará miedo y ya dejarán que acabe el curso, aunque nosotros estamos abiertos todo el verano”.

Portillo reconoce que, “en lo personal, a mí me da miedo abrir” y recuerda que después de dos meses sin guardería, los niños entrarán en los centros llorando y necesitarán “ese apego especial que nos gusta dar, sobre todo, a principios de curso”.

De todas formas, a pesar de los pesares, las cuentas no les salen. Ni a centros privados como el de Bahía Blanca o el de Pekes ni a los concertados. En nombre de este último colectivo habló para Diario de Cádiz la vocal en la provincia de la Asociación de Escuelas Infantiles Unidas, Maite Frade, que comenta que este lunes pasado tuvieron un encuentro con el consejero de Educación y “parece que les pillamos por sorpresa”. Frade les agradeció, por una parte, que se les llamara para dialogar pero condena, por otra, que la Consejería no estuviera preparada para aclarar las múltiples dudas que, desde este sector, están aún sobre la mesa.

Son muchas las cosas que aún no se saben y sólo quedan 20 días para ese 25 de mayo. En primer lugar necesitan saber en qué condiciones podrán organizarse para garantizar la salud tanto del personal como de los niños, sin olvidar nunca sus edades y peculiaridades.

En otro orden de cosas, la cuestión económica es fundamental para la supervivencia de estos centros que, tal y como dice también Eva María Díaz, de la Guardería Bahía Blanca, “están demasiado abandonados por parte de las distintas administraciones”.

Maite Frade hace alusión a las subvenciones ofrecidas por el Gobierno que recibirán a cambio del mantenimiento de los puestos de trabajo. Pero es que esas ayudas aún no las han recibido y los responsables de las escuelas infantiles siguen teniendo que pagar sueldos y seguros sociales. Y, para colmo, según Frade, una vez que llegue el día 25, “¿qué hacemos con las plantillas? ¿Vuelven a sus trabajos en su totalidad y nos quedamos sin la subvención?”.

La portavoz en Cádiz de la Asociación de Escuelas Infantiles Unidas hace hincapié que “queremos voler a las aulas cuanto antes y queremos hacerle la vida más fácil a nuestros padres, pero necesitamos unas garantías tanto sanitarias como económicas antes de reabrir nuestras puertas”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios