Cádiz

Coronavirus en Cádiz: La Catedral seguirá cerrada al menos hasta el 8 de junio

  • Según la Conferencia Episcopal, las visitas turísticas no podrán reactivarse hasta que no empiece la fase 3 de la desescalada

Labores de limpieza y desinfección que se están realizando en el interior de la Catedral Labores de limpieza y desinfección que se están realizando en el interior de la Catedral

Labores de limpieza y desinfección que se están realizando en el interior de la Catedral / Jesús Marín

En el plan de desescalada que ha diseñado el Gobierno de España y que también tendrá un recorrido paralelo en la Iglesia Católica, la Catedral tendrá que mantener sus puertas cerradas al menos hasta el 8 de junio. Ese día, en la mejor de las previsiones, comenzará la cuarta de las fases de la desescalada (que es la Fase 3) y el turismo podrá hacer de nuevo acto de presencia en el primer templo de la diócesis.

Así lo estipula la Conferencia Episcopal Española, que ha redactado una serie de orientaciones e indicaciones de cara al regreso a la normalidad en el país tras la epidemia del coronavirus. En ese documento se indica con claridad, en relación a las visitas a las iglesias, “no permitir visitas turísticas en la fases 1 y 2 de la desescalada”.

Según la previsión más optimista del Gobierno de Pedro Sánchez, la fase 1 (que para la Iglesia supone reabrir las misas al público, no permitiendo más de un tercio del aforo de cada templo y respetando una serie de normas de seguridad y sanitarias) comenzará el 11 de mayo; la fase 2 (que amplía el aforo hasta el 50%) comenzaría el 25 de mayo; y la 3, el 8 de junio.

Si este calendario se cumple -para lo que, entre otras cosas, Cádiz debe mantener a nivel provincial los buenos datos de estos últimos días- la Catedral habrá acumulado prácticamente tres meses cerrada a las visitas, desde que el Cabildo tomó la decisión el pasado 13 de marzo, en vísperas de que la Cuaresma saltara por los aires y la Semana Santa quedara suspendida, y apenas 48 horas antes de que el Gobierno decretara el estado de alarma que mandó a todo el mundo a casa.

Más allá del período sin actividad en su interior, este cierre prolongado tendrá otros efectos en la economía de la diócesis. Y es que la Catedral dejó en 2018 nada menos que 2.352.320,83 euros de ingresos, según desveló la diócesis hace unos meses. Una partida que equivaldría de media a 196.026,73 euros de ingresos al mes; lo que significaría que la Catedral, y con ella la diócesis, habría dejado de ingresar más de medio millón de euros a consecuencia del coronavirus.

En término de personas, el último dato es el del año 2019, cuando accedieron al primer templo diocesano 314.163 personas, lo que supuso récord histórico de visitantes, consolidando el modelo de visitas que se ha implantado en los últimos años, profesionalizando la gestión y la atención a esas visitas al monumento. La media mensual, en este caso, equivale a 26.180 personas, por lo que habrán dejado de visitar el templo alrededor de 78.500 personas en estas semanas de confinamiento.

Además, conviene señalar en este sentido que no todos los meses se comportan de igual forma en la Catedral, siendo precisamente abril y mayo dos meses fuertes por la llegada de cruceros y por las vacaciones de Semana Santa o puentes como el del 1 de mayo. Por tanto, las cifras tanto de pérdidas económicas como de visitantes sean aún mayores.

A la espera de ese 8 de junio, o la fecha que finalmente se establezca para devolver la actividad con una relativa normalidad -respetando las distancias, los aforos y los requisitos de seguridad establecidos- la Catedral sí sigue siendo objeto de una profunda limpieza y desinfección, siguiendo en todo momento los parámetros establecidos por el Ministerio de Cultura para los Bienes de Interés Cultural y las recomendaciones de los restauradores gaditanos Pilar Morillo y Álvaro Domínguez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios