El Cornelio Balbo será el primer instituto de Cádiz en sustituir el timbre por música

Con esta medida se evita situaciones de sufrimiento a alumnos con autismo y se hace más agradable la convivencia en todo el centro

El IES Cornelio Balbo cambia la sirena por música.
El IES Cornelio Balbo cambia la sirena por música. / Joaquín Hernández Kiki

Sustituir el desagradable timbre que marca la hora de la salida o de cambio de clase por música puede parecer un sencillo gesto, pero va mucho más allá. Así lo cuentan desde el IES Cornelio Balbo, que se va a convertir en el primer instituto de Cádiz donde están a punto de implantar este sistema con el firme objetivo de “fomentar una mejor convivencia en el centro y evitar situaciones de sufrimiento para alumnos con autismo”.

El que habla es el director, José Manuel Enriquez de Salamanca, que cuenta que una vez se solventen problemas técnicos que tienen con la megafonía, el ruido de la alarma se convertirá en pasado, para tomarle el pulso al presente con fórmulas que garanticen la integración y una vida más agradable en el lugar donde muchos chavales pasan buena parte de su jornada.

“Nosotros tenemos un aula específica con alumnado de diversidad funcional y hay un alumno que lleva muy mal el tema del timbre, se tapa los oídos, le genera ansiedad y tiene una serie de estereotipias que aumentan con el sonido”, asevera de una situación que debería revertirse prácticamente en todos los centros educativos.

Este motivo empujó al profesorado del centro a tomar esta decisión con recursos propios, una vez aprobado por el consejo escolar, como sugerencia de la profesora del aula específica y en conversaciones siempre con las familias del alumnado. De hecho, ahora está en funcionamiento, pero no se escucha bien en todas las dependencias, pues las pruebas se hicieron en septiembre con el instituto vacío, pero con los 900 alumnos que alberga el centro, es necesario "introducir más equipos de megafonía e introducir algunos dentro". Una situación que intentan paliar desde ya, para que funcione cuanto antes.

Recomendaciones

Mientras no llegan las soluciones, existe toda una serie de pautas para actuar ante este tipo de situaciones en las que hay alumnos perjudicados. Así lo explica Beatriz Mota Cepero, responsable de los Servicios a la Infancia y Adolescencia de Autismo Cádiz y directora de Atención temprana (Cait), que señala que "hay alternativas como es avisarles diez minutos antes de la sirena para que estén alerta o bien que se pongan auriculares con música". Son las opciones cuando los centros a los que se recomiendan la sustitución de este sonido por música no asumen este cambio por el motivo que sea.

"Hay que tener en cuenta que los niños autistas tienen una especial sensibilidad y detectamos que algunas reacciones coinciden con el sonido de estas alarmas". Se refiere a situaciones de ansiedad y de tensión en este tipo de alumnos que detectan "a través de la información que aporta el propio alumno y su familia e incluso a través de información del propio centro escolar"

En cuanto al tipo de música, no se decanta por ninguna en concreta, pues ya depende de los gustos musicales de cada cual. Si bien, sería oportuno establecer una tipología para el cambio de clases y otra para el final.

Este tipo de gestos se agradecen, pero no son los únicos. En el Cornelio Balbo también se ha habilitado iconografía para niños con autismo pues el objetivo "es que sea un centro agradable para todos".

Lo último

stats