Cádiz

Confusión con las terrazas de hostelería en Cádiz tras el último pleno del Ayuntamiento

  • El PP lanza una campaña dando por hecho que no se cobrará la tasa este año y que una declaración responsable es suficiente para instalar mesas y sillas

  • El equipo de gobierno lo niega: “La propuesta no tiene carácter ejecutivo”, asegura Martín Vila

Varios clientes en una terraza de la plaza de San Juan  de Dios.

Varios clientes en una terraza de la plaza de San Juan de Dios. / Jesús Marín

Enésimo lío con las terrazas de hostelería en Cádiz. Nueva polémica al canto con las mesas y sillas que amplían las superficies de los bares y que en tiempos de coronavirus se han convertido en el gran salvavidas del sector. Gobierno y oposición municipal no solo tienen puntos de vista diferentes sobre esta cuestión, como vienen demostrando desde hace años, sino que también tienen criterios distintos sobre cómo debe funcionar la maquinaria del Ayuntamiento.

El pasado viernes, la Corporación aprobó la exención de la tasa por ocupación de vía pública de las terrazas de hostelería durante todo el año 2021. Hasta ahora estaba vigente esta medida, encaminada a apoyar al sector ante la crisis derivada del Covid, en el primer semestre del año, tal y como anunció el equipo de gobierno a finales de 2020. Pero el PP planteó en el Pleno del viernes ampliar la exención al resto del año, siendo apoyado por todos los grupos de la oposición y votando en contra de la propuesta el equipo de gobierno. Catorce votos a favor por trece en contra. Moción aprobada.

En esa propuesta, además, se planteaba también que el hostelero necesitaba simplemente firmar una declaración responsable para tener autorización para instalar una terraza, a la espera del pronunciamiento definitivo de Urbanismo, que según se denunció en el Pleno acumula un llamativo retraso en la concesión de estos metros cuadrados de vía pública tras la entrada en vigor de la nueva ordenanza. Retrasos que según denunció el PP están alcanzando un período de dos años.

Una vez finalizado el Pleno, los populares han iniciado una campaña dirigida a los hosteleros en la que les informan de que no pagarán tasa por las terrazas este año y que a partir de ahora tendrán autorización para colocar las mesas y sillas con esa declaración responsable del propietario. Dos aspectos que rechaza de plano el equipo de gobierno. Ni hay exención aprobada, ni mucho menos un hostelero podrá instalar terraza sin la autorización de Urbanismo. Polémica al canto.

“El PP está tan acostumbrado a mentir que ya realiza esta labor de engañar y tratar de hacer ruido sin ningún rubor, y no duda incluso en poner en un compromiso a la ciudadanía, en este caso la hostelería”, lamenta el concejal de Urbanismo, Martín Vila, que niega que esos acuerdos plenarios tengan carácter ejecutivo. “No porque lo diga este equipo de gobierno o este concejal, sino porque lo dice el secretario general del Ayuntamiento: que las propuestas a pleno de este tipo son de instar, es decir, para pedir al equipo de gobierno que haga algo; pero no tiene carácter ejecutivo en sí”, explica.

Es decir, que el PP está informando a los hosteleros de que no tendrán que pagar la tasa de terrazas este año y el equipo de gobierno no ha dado tal posibilidad por cerrada. De hecho, a raíz de lo acordado en el Pleno, se necesitan ahora informes técnicos de la delegación de Hacienda así como un pronunciamiento del Interventor municipal, entre otros trámites, para ejecutar o no ese acuerdo.

Declaración responsable

Más rotundo se muestra Martín Vila respecto a la otra propuesta que salió adelante en el Pleno. “Autorización de terrazas desde su solicitud mediante declaración responsable de cada negocio, no cargando sobre el hostelero el retraso acumulado que, en algunos casos, es de dos años”, es el mensaje que traslada el PP a la hostelería. “La normativa estatal impide que cualquier autorización del espacio público pueda realizarse por la vía de la declaración responsable”, asegura Martín Vila.

“Pidieron algo que prohíbe la ley. Menos más que no tiene carácter ejecutivo su propuesta, porque estaría haciendo que el Ayuntamiento incumpliera la ley”, añade el responsable político de Urbanismo, recordando que esta declaración responsable que aprobó la oposición iría en contra de las leyes estatales y autonómicas, además de la propia ordenanza municipal.

El debate, por tanto, vuelve a girar como otras veces ha hecho en los últimos años en torno a las atribuciones que tiene el Pleno del Ayuntamiento, a su capacidad ejecutiva, al valor que tienen los acuerdos que adoptan por mayoría los concejales. Y en esta ocasión, pilla en medio de la discusión política a los hosteleros, que a día de hoy no saben si tendrán o no que pagar la tasa por instalar terrazas, o si tienen que seguir esperando autorización de Urbanismo para ello. “Igual el PP quiere que los hosteleros incumplan la normativa y así generar ruido y tensión en un momento en el que el sector y la ciudad necesita de todo menos embarrar la situación”, concluye Martín Vila.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios