Comercio

Columela sigue con su sangría

  • El establecimiento NYK suma otro cierre más en la milla de oro del comercio gaditano

  • Esta tienda llevaba apenas un año y medio abierta

El local que ocupaba hasta hace unos días NYK. El local que ocupaba hasta hace unos días NYK.

El local que ocupaba hasta hace unos días NYK. / DC

En la primera semana del mes de septiembre de 2019 hubo quien se pasó toda una noche haciendo cola frente a un establecimiento de productos de belleza y maquillaje en la calle Columela. A las 250 primeras personas que entraran en el establecimiento el día de su inauguración iban a recibir un neceser de regalo. NYX Professional Make Up llegó con mucho ruido a la capital gaditana, donde se instaló en el número 22 de una de las principales calles comerciales del casco histórico. Hoy, menos de un año y medio después el cierre se ha producido en el más absoluto de los silencios.

Y es que esta tienda apenas pudo tener seis meses de normalidad ya que a partir de marzo vino el estado de alarma, el cierre de los establecimientos no esenciales y los problemas.

En el escaparate sólo se puede ver un cartel con la dirección de una página web donde se pueden seguir adquiriendo los productos y también en el que se explica cuál es el establecimiento más cercano de esta marca.

Se da la circunstancia de que NYX abrió en uno de los locales que permaneció más tiempo sin ser ocupado, al igual que el contiguo en el que está ubicado Tiger. En estas dos tiendas estuvo durante muchos años Goya, la firma de productos de bebés.

El cierre de NYX se une a otros que se han producido en las últimas semanas como los establecimientos de Inditex, en este caso dos de Zara, Massimo Dutti y Oysho, unidos a otros como el bar La tapería o Inside. Y más atrás ya lo hicieron Precchio, Sabores de Antaño o la Óptica Regente.

En todo ello ha tenido mucho que ver la pandemia, pero también los altos precios de los alquileres a los que se enfrentan muchos de estos empresarios, que finalmente tienen que cerrar sus puertas.

La llamada milla de oro nunca tenía locales vacíos por largos períodos de tiempo, salvo contadas excepciones, pero ahora el problema es que han quedado algunos con numerosos metros cuadrados, como el que ocupaba Zara en la esquina de Columela con José del Toro. Eso hace que para un inmueble de esas características sea complicado buscar un cliente. La asociación Cádiz Centro Comercial quiere establecer una especie de oficina de inversiones para tratar de captar esas grandes firmas que puedan llegar a Cádiz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios