Cádiz

La Catedral de Cádiz vuelve a cerrar a las visitas

  • La empresa que gestiona la actividad turística ha adoptado la medida a raíz de las nuevas medidas restrictivas impuestas en Andalucía

Colas para acceder a la Torre del Reloj de la Catedral. Colas para acceder a la Torre del Reloj de la Catedral.

Colas para acceder a la Torre del Reloj de la Catedral. / Fito Carreto

Nuevo portazo al ajetreo diario de visitantes a la Catedral de Cádiz. El templo principal de la diócesis ha cerrado de nuevo sus puertas a la actividad turística debido a las medidas implantadas por el Gobierno de la Junta de Andalucía para intentar frenar el nuevo avance del coronavirus entre la población andaluza. Una posibilidad que hace unos días ya adelantó el Cabildo Catedral y que se hizo efectiva el viernes.

Menos de tres meses ha durado en esta ocasión la reapertura de la Catedral a las visitas. Fue el pasado 7 de agosto cuando la iglesia abriría por primera vez desde marzo para recibir a turistas y visitantes; pero como ya ocurriera en el mes de marzo, los responsables de la gestión cultural y turística del templo se han visto obligados a echar el cierre ante el cierre perimetral de Andalucía y las limitaciones de desplazamiento desde un buen número de localidades.

Esta situación restaba público a la Catedral, que ya en estos casi tres meses que ha permanecido abierta había perdido hasta un 80% de visitantes respecto al mismo período del año anterior.

Por el momento, el cierre se mantendrá hasta el día 9 de noviembre, fecha en la que culminará el primer período del nuevo estado de alarma decretado por el Gobierno así como las distintas medidas restrictivas aplicadas en Andalucía. Una vez se conozca qué ocurrirá a partir del 10 de noviembre, la empresa Artisplendore tomará una decisión respecto a las visitas a la Catedral.

Esto se debe a que la decisión de cerrar responde a la empresa encargada de las visitas turísticas y no al Cabildo Catedral. Algo que ya indicaron hace unos días el deán, Ricardo Jiménez, y el ecónomo, Balbino Reguera, del Cabildo, ya que esta medida de cierre viene contemplada en el convenio que los canónigos firmaron con Artisplendore.

Desde el Obispado se ha precisado que pese al cierre de la Catedral, el personal que depende directamente del Cabildo mantendrá sus puestos de trabajo sin recortes ni variaciones, como ya ocurrió durante el período de cierre de marzo a agosto. Un esfuerzo que los canónigos han acordado en defensa de los empleados que tienen a su cargo. Siete en total, entre sacristanes, limpieza, mantenimiento y seguridad.

Además, el Cabildo mantendrá también el culto habitual en el primer templo diocesano, tanto en las misas de los domingos a las doce del mediodía como otras misas y celebraciones que pudieran estar ya incluidas en el calendario de cultos de la Catedral.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios