La continuidad del alcalde en 2023

Cádiz, Kichi y Teresa

  • La oposición en el Ayuntamiento vincula el anuncio del alcalde a la expulsión de su pareja de Adelante Andalucía y la pérdida económica

El alcalde de Cádiz, en su comparecencia del jueves. El alcalde de Cádiz, en su comparecencia del jueves.

El alcalde de Cádiz, en su comparecencia del jueves. / Julio González

El alcalde considera stablishment al Podemos de Pablo Iglesias; y la oposición en Cádiz ya considera casta a José María González, después de su anuncio de no descartar la opción de presentarse a las elecciones en 2023, en contra de lo siempre defendido por él e incluso recogido en el código ético que suscribió para las elecciones de no estar más de dos mandatos en el cargo. La oposición ha reaccionado incrédula ante el radical giro del alcalde, que en ningún caso vinculan a las necesidades de la ciudad o un clamor de los gaditanos. Contra eso, los portavoces del resto de grupos coinciden en considerarlo una maniobra que busca el interés particular. “Como si Cádiz fuera un juguete”, en palabras del presidente municipal del PP, Juancho Ortiz.

“Es indignante que utilice la ciudad y la alcaldía para sus luchas internas. Él se sirvió de Podemos para llegar a San Juan de Dios, porque cuatro años antes con anticapitalistas no llegaron ni a 600 votos, y Podemos se sirvió de Cádiz para amplificar sus consignas. La ciudad está más que hundida en medio de un juego de estrategia de gente que nunca se ha preocupado por los gaditanos”, denuncia Ortiz, indignado por las palabras del alcalde de optar a la reelección debido a la epidemia “cuando ha demostrado que la ciudad le importa un comino y lleva desaparecido desde marzo”. “De hecho, cuando cogió la baja o el permiso o lo que sea que haya cogido ni se ha notado”, añade el dirigente popular, convencido de que más allá de la epidemia y otros argumentos vertidos por Kichi, “el único cambio que se ha producido del miércoles al jueves es que en Sevilla le han dicho que se les acaba el chiringuito que tienen montado”.

Esta clave económica es también señalada por la portavoz de Ciudadanos, Lucrecia Valverde, que relaciona directamente el anuncio del alcalde con la expulsión de Teresa Rodríguez del grupo parlamentario Adelante Andalucía “y la consiguiente pérdida de una jugosa asignación”. Por eso, Valverde califica de “puro trilerismo político” el anuncio del alcalde, “que con esta declaración de intenciones se ha convertido en casta, o ‘stablishment’, como ahora le gusta decir”. Eso mismo opina el concejal no adscrito, Domingo Villero, que ve como Kichi “ha criticado a todo el mundo, hasta a Podemos, que era el stablishment, y ahora él y su pareja Teresa usan los mismos trucos”. “Yo no quería, es el pueblo”, añade Villero en relación a los argumentos expuestos por el alcalde, “que al final es como todos los políticos profesionales, casta como ellos mismos definieron”. “Casta no, peor que la casta. Utilizando Cádiz para su beneficio propio”, señala también a este respecto Juancho Ortiz.

Además de este plano económico, Ciudadanos considera otra clave en la decisión de Kichi: no tiene relevo “a pesar de su largo listado de asesores, que no ha hecho sino crecer con los años”. Además, Lucrecia Valverde ha tirado de humor en relación a la decisión de Kichi de optar a la reelección si la ciudad lo demanda. “¿Cómo lo va a detectar? ¿Va a pulsar a la opinión pública en un proceso participativo como el del nombre del Carranza?”, se pregunta la edil.

Ortiz, por su parte, se detiene en la valoración del alcalde sobre la recuperación económica de la ciudad tras “veinte años de sombra”. “A veces pienso que este hombre no está en sus cabales. ¿O de verdad quiere decirnos que en veinte años que los gaditanos confiaron en Teófila mayoría absoluta tras mayoría absoluta estábamos todos ciegos menos él? ¿Este hombre de qué va, de iluminado?”, se pregunta el líder popular, que concluye que José María González “ha demostrado que no tiene vergüenza ninguna”.

Llama la atención Villero, por su parte, al papel de Izquierda Unida, “que se pelean en el Parlamento andaluz y aguantan aquí con tal de no perder a toda costa su sillón”. “Y todo esto soportado por el PSOE”, recuerda el concejal no adscrito en relación al apoyo fundamental que en 2015 y en 2019 brindó el grupo socialista a Kichi para ser elegido alcalde.

Precisamente, la portavoz del PSOE, Mara Rodríguez, ha sido bastante escueta a la hora de valorar el anuncio realizado por el alcalde, al que sí ha pedido “que haga un ejercicio de responsabilidad, con coherencia, y que recapacite sobre lo que lleva diciendo hace años y lo que manifestó ayer (por el jueves, cuando dijo que no descarta presentarse a las próximas elecciones)”. “Y que no ponga de excusa a la ciudadanía o a la pandemia por intereses personales o políticos”, concluye Rodríguez, que en este punto sí coincide con el resto de la oposición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios