Universidad

El CEI.Mar y el CSIC recomiendan traer a Andalucía el sistema de observación de medusas que se utiliza en Baleares

  • El taller 'Gestión de medusas en el litoral andaluz' concluye que se puede comenzar a implantar en una zona del Mediterráneo

El director del ICMAN-CSIC, Julián Blasco, y la investigadora del CSIC Laura Prieto. El director del ICMAN-CSIC, Julián Blasco, y la investigadora del CSIC Laura Prieto.

El director del ICMAN-CSIC, Julián Blasco, y la investigadora del CSIC Laura Prieto. / D.C.

El Campus de Excelencia Internacional del Mar (CEI.Mar) y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han organizado en Cádiz un taller bajo el título 'Gestión de medusas en el litoral andaluz'. De él han salido una serie de recomendaciones establecidas por la comunidad científica y técnica experta en estas especies marinas con el fin de ser útiles para diseñar políticas de gestión desde la administración pública frente a la aparición de enjambres de dichas especies en las costas tanto mediterráneas como atlánticas.

Este taller de trabajo o workshop, celebrado en sede de la Universidad de Cádiz, parte de la experiencia positiva del sistema de observación de medusas implementado en las Islas Baleares. Un sistema que se ha ido generando tras años de trabajo y que involucra a muchos y distintos actores de diferentes administraciones dentro de dicha comunidad autónoma, con una estructura consolidada y una reglamentación que la apoya. Por ello, los científicos participantes en el taller indican la oportunidad de trasladarlo a la comunidad autónoma andaluza.

Sin embargo, los asistentes han querido subrayar que “teniendo en cuenta la complejidad administrativa de cada comunidad autónoma, es necesario que para obtener un buen desarrollo de sistemas de observación similares y con resultados robustos y continuos, la implementación de las herramientas se lleve a cabo de forma piramidal en dirección descendente”.

Además, han señalado que la gestión de medusas en el litoral andaluz lleva asociada una complejidad añadida por presentar diferencias oceanográficas entre el Atlántico y el mar Mediterráneo junto con la diversidad entre las especies de medusas a un lado y otro del estrecho de Gibraltar. Cada una de estas especies de medusas tiene una dinámica poblacional y responde a la variabilidad del ecosistema de forma distinta.

Dado que los bienes y servicios más afectados cuando llegan arribazones masivos de medusas son los de la zona mediterránea, se identifica que una buena región de partida como propuesta piloto de implementación de este sistema de observación y gestión sería una zona geográfica del litoral mediterráneo andaluz. A medida que se vayan consolidando las herramientas y un modelo efectivo, se ampliaría a otras áreas geográficas.

En este encuentro ha participado una docena de científicos y técnicos de excelencia, muchos de ellos con larga experiencia en gestión medioambiental en las Islas Baleares y en Andalucía, que han compartido sus conocimientos sobre las causas que originan la aparición masiva de estos organismos en las costas andaluzas (atlánticas y mediterráneas), durante un encuentro celebrado los días 10 y 11 de septiembre en instalaciones de la Universidad de Cádiz. Entre ellos, miembros de la institución SOCIB, uno de los actores clave para que el sistema de observación de medusas funcione y pueda terminar cristalizando en una herramienta predictiva.

Este taller fue uno de los seleccionados en la convocatoria CEI·Mar denominada 'Foresight workshops 2019', con la que se ha apoyado la realización prospecciones y la transferencia del conocimiento entre administraciones y entidades investigadoras, ya sean universidades o institutos. Más información sobre dicha convocatoria en este enlace.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios