Inmigración

El CATE de San Roque, repleto de magrebíes

  • El Gobierno aseguró en su día que el equipamiento se reservaría para atender a los migrantes subsaharianos

Visita de periodistas al CATE de San Roque el pasado año. Visita de periodistas al CATE de San Roque el pasado año.

Visita de periodistas al CATE de San Roque el pasado año. / Jorge del Águila

Desbordados. Así aseguran estar los agentes de la Policía Nacional en el Centro de Acogida Temporal de Extranjeros (CATE) de San Roque. Fuentes del sindicato Unión Federal de Policías (UFP) comentaron a este diario que durante el martes llegaron a las instalaciones cerca de 200 magrebíes. “Desde el Gobierno juraron y perjuraron que jamas entrarían en esas instalaciones por motivos de seguridad, pero ahí los tenemos, intentando realizar toda la documentación rápidamente para que no tengan que pernoctar allí”.

Buena parte de esos marroquíes habían llegado tras ser trasladados a Algeciras poco después de su rescate en aguas cercanas al Estrecho. Fueron seis pateras el pasado lunes y cuatro más el domingo. Todas ellas cargadas de magrebíes. “Hay que tener en cuenta que estas personas no pueden quedarse en el país porque existe un convenio de devolución. Saben que los vamos a devolver a Marruecos y no están contentos precisamente. No podemos dejarlos a cargo de dos vigilantes y una simple valla, porque van a hacer todo lo posible por escapar”, dicen estas mismas fuentes.

Además, recuerdan que el CATE no es ni más ni menos que una dependencia policial, una comisaría donde pueden estar retenidos un máximo de 72 horas. “Pasado este tiempo estas personas son puestas en libertad, sin tener dónde ir ni capacidad para subsistir”.

Gabriel Delgado también recordó ayer durante su conversación con este diario que el CATE no es más que “un gran centro policial, que sirve para tomarle la filiación a los que van llegando y poco más. Una vez realizado ese trámite, el Ministerio de Trabajo los deriva a los distintos puntos de acogidas que hay por el país, por ejemplo Tartessos en Cádiz. Pero claro, eso si son subsaharianos, porque si son magrebíes, lo que se hace es llevarlos al CIE de Tarifa y de allí son devueltos a su país”.

La cuestión es que en principio sólo se pueden devolver en torno a las 25 personas al día, por lo que cuando llega un aluvión de magrebíes como la de estos días las instalaciones policiales se saturan, los calabozos de las comisarías de Jerez, San Fernando o El Puerto están repletas, y finalmente, una vez transcurridas esas 72 horas, no queda más remedio que dejarlos en libertad y a su suerte. Comienza el verano.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios