🛒 Los supermercados más baratos de Cádiz

Bares y restaurantes | Cádiz

El Rincón Gastronómico del Mercado Central de Cádiz se queda chico este agosto

  • La zona de comer de la Plaza se peta día y noche bajo todas las precauciones Covid

  • Algunos hosteleros piden más mesas, mejoras en los lavabos y reciclaje del plástico de los platos, vasos y cubiertos desechables

Una imagen del pasillo central del Rincón Gastronómico del Mercado.

Una imagen del pasillo central del Rincón Gastronómico del Mercado. / Miguel Gómez

El Rincón Gastronómico del Mercado Central de Cádiz se ha quedado pequeño para el éxito que está teniendo. Sobre todo en este agosto en el que las ganas de viajar han disparado las cifras de visitantes, la mayoría nacionales, pero también extranjeros, a pequeñas ciudades como la capital gaditana.

Pero ahora mismo es imposible una ampliación del número de mesas, según entiende Paco Álvarez, gerente de la Asociación de Detallistas del Mercado (Asodemer), a la que también pertenecen los hosteleros de la zona de restauración. Porque se imponen las medidas de prevención frente al Covid. Sin embargo, algunos de ellos demandan más mesas, mejoras en los lavabos y la apertura de los dos, también de noche y los fines de semana, además de un servicio de reciclado del plástico de cubiertos, platos y vasos desechables.

Uno de los puestos del Rincón Gastronómico. Uno de los puestos del Rincón Gastronómico.

Uno de los puestos del Rincón Gastronómico. / Miguel Gómez

“Esto es una locura. Afortunadamente está siendo un éxito. No recuerdo un mes de verano tan bueno, no te hablo ya previo a la pandemia, sino de mucho antes. La verdad que superbien”, dice muy contenta Rocío Bernabé, del puesto Aúpa Cádiz, que propone una oferta híbrida entre el pincho vasco y los sabores de Cádiz.

Este mes se ha notado que ha habido un volumen de público considerablemente mayor que el anterior”, coincide Beatriz Mena, de Las niñas veganas sin gluten, el único puesto que oferta este tipo de comida cada vez más demandada. “Está habiendo tanta gente por la mañana como por la noche. Y hay mucho turismo nacional, pero también franceses, ingleses, alemanes y algunos italianos”, apunta. Beatriz solo se queja de que uno de los dos aseos disponibles esté cerrado por las noches y los fines de semana y de que no haya un sistema de reciclaje de plásticos.

Despacho de vinos de Jerez en uno de los puestos. Despacho de vinos de Jerez en uno de los puestos.

Despacho de vinos de Jerez en uno de los puestos. / Miguel Gómez

“Se supone que está ya aprobado que vayan a poner unos servicios aquí arriba a través de una empresa privada, pero aquí no se ven los cambios”, dice por su parte Rocío, quien no tarda en elevar otra petición: “Nos falta espacio para los clientes, nos faltan mesas. Le rogamos al Ayuntamiento que ponga mesas grandes. Nos prometieron unos bidones que servirían para reciclaje de plásticos y de mesas, pero seguimos esperándolos. Ha llegado agosto, esto está lleno de turistas y no tienen donde ponerse y la gente come en lo alto de una papelera. Las nueve mesas nuevas se supone que iban a llegar a primeros de junio. Y tampoco hay mesas para personas con movilidad reducida”, insiste.

Los turistas copan en estos días la mayoría de las mesas. Los turistas copan en estos días la mayoría de las mesas.

Los turistas copan en estos días la mayoría de las mesas. / MIguel Gómesz

“Nosotros vamos a hacer ahora un año. Me incorporé en plena pandemia”, cuenta por su parte Sergio Ramos, de Punto Chef. “Esto está siendo difícil. Se han abierto las fronteras, la gente viaja, va perdiendo el miedo y empieza a no cumplir la normativa y tenemos que recordarlo muy a menudo, por desgracia demasiado. Y hay clientes que no llegan a entender que se les diga que tienen que cumplir con la normativa por su propia seguridad”, plantea el chef. Con todo, Sergio está muy contento de que la fama de sus chicharrones de pulpo haya llegado hasta la misma Galicia y le venga de vuelta. “¿Cosas a mejorar? Las instalaciones de los lavabos, sin duda. El estado en el que se encuentran es lamentable; no se cuidan y están hechos un desastre, a pesar de que los compañeros de limpieza hacen todo lo posible. Los fines de semana solo nos dejan uno y se forman unas colas horribles”, asegura el cocinero.

Clientes en el Rincón Gastronómico del Mercado. Clientes en el Rincón Gastronómico del  Mercado.

Clientes en el Rincón Gastronómico del Mercado. / Miguel Gómez

“El asunto de los lavabos no es un problema para la mayoría de los hosteleros”, afirma, sin embargo, Paco Álvarez, gerente de Asodemer. “Hemos acordado con el Ayuntamiento que por la noche siempre dejamos uno abierto para que pueda estar siempre limpio, bajo las medidas anti-Covid que son de obligado cumplimiento. Y no todos los puestos abren por la noche. El convenio que tenemos firmado Asodemer con el Ayuntamiento contempla unos servicios, y si se amplían, habría que pagarlos aparte”, explica.

Una de las zonas porticadas del Rincón Gastronómico. Una de las zonas porticadas del Rincón Gastronómico.

Una de las zonas porticadas del Rincón Gastronómico. / Miguel Gómez

Respecto a la ampliación del número de mesas, Álvarez asegura que “ahora mismo no se pueden poner porque no caben. La concejala sí que está por la labor, pero en este momento de la pandemia, con las medidas de seguridad, no da el espacio, y está la espera de que se moderen las medidas tan drásticas de separación vigentes”.

“También está planteada, estudiada y prevista la instalación de mesas para personas con discapacidad, pero la pandemia también lo ha parado”, comenta el gerente de Asodemer. “Hay que esperar un poco. El Ayuntamiento está entendiendo nuestras necesidades. Lo que no podemos es meternos en la parte de perecederos porque esto no deja de ser un mercado de abastos”, concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios