Cádiz

El Ayuntamiento soluciona el conflicto con los socorristas

  • Cierra un acuerdo con la plantilla para evitar dejar sin personal algunos servicios

Módulo de discapacitados de la playa de La Caleta Módulo de discapacitados de la playa de La Caleta

Módulo de discapacitados de la playa de La Caleta / Jesús Marín

Comentarios 2

El Ayuntamiento ha dado por solucionado el conflicto con la plantilla del servicio de salvamento y socorrismo de las playas de la ciudad, que en la jornada del jueves dejaron de cubrir algunos de los servicios que venían haciendo de manera voluntaria, lo que ocasionó –entre otras incidencias– que los residentes de Fragela no pudieran bañarse en La Caleta al no haber socorristas suficientes en el módulo de discapacitados. Una reunión entre el recién elegido presidente de la empresa Cádiz 2000, Demetrio Quirós, y los representantes de la plantilla sirvió para encauzar la situación y poner fin a esas carencias en los servicios que se iban a extender durante todo el mes de agosto.

“Normalidad absoluta”, han trasladado fuentes municipales consultadas en relación al conflicto laboral de los socorristas, señalando el “acuerdo” alcanzado por ambas partes en relación a las reivindicaciones de horas de jornada laboral y pago de nóminas que lanzaba la plantilla de Socorrismo.

En la reunión entre Quirós y los trabajadores, según ha podido saber este periódico, se reconocieron problemas de comunicación en la gestión de este problema (del que no tenía conocimiento el equipo de gobierno pero sí sabía la empresa), por lo que el nuevo presidente ofreció todas las vías posibles para evitar situaciones de este tipo en el futuro. Además, las dos partes acordaron estudiar la posible redacción de un convenio propio de Socorrismo para las playas de Cádiz, indicando que hay algunas cuestiones del convenio nacional que no se ajustan a la realidad del servicio que se presta en la ciudad.

Tras esta reunión con los representantes de los trabajadores del servicio de Salvamento y Socorrismo, Demetrio Quirós mantendrá el lunes la primera toma de contacto con la representación de las otras dos plantillas de playa (limpieza de arenas y limpieza y mantenimiento de módulos), después de haber sido elegido presidente de la sociedad Cádiz 2000 en la jornada del jueves.

Respecto a lo ocurrido en La Caleta con los usuarios del módulo de discapacitados, especialmente con los residentes de Fragela, la concejal Ana Fernández lamentó ayer que fueran “los más vulnerables de la ciudad” los que se vieran afectado por el conflicto laboral. “Ha afectado a un colectivo que hace uso de estas instalaciones y no debería haber sido un efecto colateral de las reivindicaciones de los trabajadores, que de haberla será legítima, pero que hay que cauces para la interlocución directa”, expresó la concejal mostrando la disposición del equipo de gobierno a escuchar a los trabajadores y buscar las soluciones “con las herramientas que tengamos desde Cádiz 2000”.

Críticas de la oposición

El portavoz del Partido Popular, Juancho Ortiz, fue ayer crítico con la situación generada con la plantilla de socorrismo, de la que responsabilizó únicamente al equipo de gobierno, “que debería haber previsto esta situación que venía de tiempo atrás y buscar las soluciones a la justa reivindicación de los trabajadores”. “No es de recibo que en plena temporada alta ocurran estas cosas, que vienen a confirmar que lo que nos vendieron de la municipalización no era cierto; dijeron que sería más barato y más eficiente, y ya hemos visto que es más caro y ahora comprobamos que además es menos eficiente”, indicó.

Todo ello es una nueva demostración, a juicio del PP, de que “la ciudad y el Ayuntamiento siguen sin funcionar”. “Ahí está la limpieza de la ciudad, la Policía, las playas... Cádiz no funciona, por más que ellos quieran decir que es un mantra o nos acusen a nosotros de bloquear”, argumentó Ortiz.

Desde el PSOE, por su parte, también se calificó de intolerable “que al inicio del mes de agosto haya servicios sin cubrir en las playas y que se esté denunciando una falta de recursos que está perjudicando a población especialmente vulnerable”, en palabras de su portavoz, Mara Rodríguez. “La municipalización tiene que ser garantía de calidad en los servicios que se ofrecen y en las condiciones laborales de los empleados”, defendió la edil, que solicitó al equipo de gobierno que solucionara con agilidad la situación generada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios