Cádiz

El Ayuntamiento deja de ingresar 194.631 euros de la Iglesia por el IBI

  • Si se añaden todos los inmuebles fuera de la institución religiosa que estan exentos de este impuesto, la suma ascendería a casi 2,5 millones anuales · Sólo por la Catedral habría que abonar unos 13.000 euros

Comentarios 47

El Ayuntamiento de Cádiz deja de recaudar 2.445.403'74 euros al año de edificios que están exentos de pagar el Impuesto de Bienes Inmuebles. Durante su visita a la ciudad el pasado lunes, monseñor Rouco Varela, presidente de la Conferencia Episcopal española, habló nuevamente de lo que supondría para la Iglesia Católica tener que abonar cantidades importantes por este motivo, incluso dejó caer que repercutiría negativamente en otras actividades en favor de los más necesitados. Sin embargo, la Iglesia Católica no es la única que cuenta con este privilegio merced al Concordato firmado con la Santa Sede, otras iglesias, como la Evangélica, que también tienen locales en la ciudad, tampoco abonan el IBI, como tampoco lo hacen los colegios, las administraciones públicas, la Universidad, los edificios municipales, obviamente, ya que sería una perogrullada pagarse a sí mismo, los edificios que cuentan con la catalogación de Bien de Interés Cultural (BIC) por parte de la Junta de Andalucía o aquellos inmuebles que por su reducido tamaño deben pagar menos de seis euros.

El valor catastral de todos los inmuebles que están exentos de pagar el IBI en la ciudad asciende a 205.252.558,23 euros. Cantidad que arroja la cifra anteriormente citadas, esos más de 2,4 millones de euros que vendrían de perlas a las arcas municipales. El valor catastral de los inmuebles dependientes de la Iglesia Católica en Cádiz asciende a 17.483.050 euros, por los que tendría que abonar anulamente la nada desdeñable cantidad de 194.631 euros, es decir, unos 32 millones de las antiguas pesetas. Siguiendo con la Iglesia, y como dato curioso, decir que el valor catastral de la Catedral es de 1.185.910,75 euros, y debería de pagar al año 13.000 euros. Más incluso pagaría por los terrenos que ocupa el Seminario, en la calle Compañía, que el catastro tasa en 1.220.000 euros y cuyo IBI ascendería a 13.560 euros por una parte y a 3.599 por otro. Hay que indicar que el IBI se calcula realizando un cálculo entre el valor del suelo más el de la construcción.

Otros ejemplos curiosos, la Diputación tampoco paga el IBI, al igual que los edificios de la Universidad de Cádiz, incluidos los que tiene en plena calle Ancha de la ciudad. Por ellos debería abonar 21.000 euros por el primero y 10.000 por el segundo.

En la calle Ancha también se encuentra el Palacete de Martín de Mora, que debería pagar 13.000 euros pero que no lo hace al estar catalogado como BIC.

Más datos a tener en cuenta, se da la circunstancia que los inquilinos de algunas casas protegidas, como la de las Cuatro Torres, tampoco pagarían el IBI, aunque alguno decidiera instalar una consulta médica, por poner un ejemplo.

Los jardines, incluido los privados, tampoco tienen que pagar IBI, así como los terrenos que el término municipal gaditano posee en Santibáñez, donde salen 17 recibos que no llegan a los 6 euros. Exentos también.

Llama la atención que el IBI del edificio de los sindicatos, en la avenida principal de la ciudad, lo abona el Ministerio de Empleo y no los propios sindicatos que lo ocupan. Son dos plazos de 20.172 euros cada uno, es decir, más de 40.000 euros que se pagan con los impuestos de los ciudadanos.

Asociaciones como Aspademis no pagan por su sede, al igual que tampoco lo hace Nuevo Futuro con las casas que tiene para hospedar a menores que necesitan de su tutelaje. Tampoco lo hacen algunas federaciones deportivas o asociaciones como Virgen de Valvanuz.

Quien sí paga es la Autoridad Portuaria del Puerto de Cádiz, que no entra dentro de la catalogación de administraciones públicas.

El valor catastral del estadio Carranza es de 1.384.868,92 euros, por lo que de no ser propiedad municipal debería abonar 15.385 euros al año.

Quien tampoco paga IBI a la ciudad es el Ministerio de Defensa, que aún tiene algunas propiedades en el término municipal, incluido el Polígono del Tiro Janer, en la curva de Torregorda. Es más, ni siquiera necesita pedir permiso de obras en el Ayuntamiento cuando desean realizar alguna remodelación en sus instalaciones acogiéndose al secreto militar.

Es decir, que aunque haya quien se rasgue las vestiduras por el concordato que exime a la Iglesia Católica de abonar el IBI, no es el único caso, como queda comprobado.

205

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios