Cádiz

El Ayuntamiento, ante el juez el día 26 por la concesión de la Medalla a la Patrona

  • Europa Laica rebate los ‘méritos’ de la Virgen frente a epidemias y al maremoto citando a ‘Nature’

El concejal David Navarro entrega la Medalla de la Ciudad al dominico Pascual Saturio. El concejal David Navarro entrega la Medalla de la Ciudad al dominico Pascual Saturio.

El concejal David Navarro entrega la Medalla de la Ciudad al dominico Pascual Saturio. / Julio González

Comentarios 4

¿Fue conforme a derecho la concesión por parte del Ayuntamiento de Cádiz de la Medalla de la Ciudad a su patrona, la Virgen del Rosario? ¿Puede una institución laica como un Consistorio otorgar esta distinción a una imagen religiosa o advocación, según se mire? Esto es lo que tendrán que dilucidar los titulares del Juzgado de lo Contencioso Administrativo Número 3 de la capital gaditana el próximo viernes 26 de octubre después de la vista oral señalada para las 12:30 horas, según ha podido saber este periódico.

La denuncia, que tiene forma de recurso potestativo de reposición, fue interpuesta por Europa Laica en junio del año pasado contra la resolución aprobada por el Pleno un mes antes. Como ha hecho en otras ocasiones en otros municipios, el colectivo impugnó este acto al considerar que va contra el Reglamento de Honores y Distinciones del Ayuntamiento de Cádiz y contra el carácter aconfesional del Estado. Cuatro concejales, un dominico y un historiador declararon el pasado mes de julio a favor del nombramiento en unas testificales a las que no acudió ningún representante de la asociación recurrente.

Europa Laica entiende que el reglamento municipal determina que la máxima distinción de la ciudad sólo puede concederse a personas físicas o jurídicas, condiciones que no concurren en el caso de la patrona, de manera que “el acto que se impugna tiene un contenido imposible, lo que determina su nulidad de pleno derecho”. La asociación argumenta, además, que si la medalla se hubiese otorgado a la congregación que custodia la imagen, los dominicos del Convento de Santo Domingo, no lo habrían compartido por su defensa de la separación de lo civil de lo religioso, pero “se trataría de una decisión jurídicamente inatacable”.

Pero lo más llamativo de los motivos que se exponen en el recurso de Europa Laica es el alegato contra los méritos que, aseguran, justifican los defensores del galardón. Hasta el punto de incluir –con mucha socarronería, claro– una cita de Nature para rebatirlos. Ante el argumento de las rogativas, procesiones y funciones solemnes que se organizaron después de la epidemia de peste que asoló la ciudad en 1646, de la de fiebre amarilla de 1730 y el maremoto de 1755, por la supuesta intercesión de la patrona, Europa Laica ‘ve necesario’ citar un trabajo publicado en la prestigiosa revista científica. En él se constata que “la propagación –y consecuentemente, el cese– de una epidemia responde a factores científicamente veríficables, y no a causas sobrenaturales”. Por si fuera poco, también echan mano del artículo de un doctor en Ingeniería Oceanográfica y de Costas sobre los tsunamis.

Para rematarlo exponen que “en el supuesto de que el Ayuntamiento no tuviese por ciertos los hechos alegados (es decir, la vinculación a causas estrictamente naturales del cese de los referidos fenómenos aducidas para justificar la distinción otorgada), mi asociación se halla en disposición de aportar al expediente los correspondientes informes, emitidos por personas versadas en los campos a los que se refiere la descrepancia”.

Y es que en las testificales se llegó a argumentar que entre los méritos que se le atribuyen a la patrona están el de “fortalecer el ánimo de los gaditanos en los momentos de epidemias o de catástrofes naturales”, así como el de “mover el espíritu de caridad y de piedad”, “hechos” que el historiador Francisco Glicerio Conde aseguró que “están más que acreditados a lo largo de la historia” en el caso de la Virgen del Rosario y su relación con la ciudad de Cádiz.

Con motivo de esta vista oral, tiene previsto desplazarse a la capital gaditana el actual presidente de Europa Laica, Antonio Gómez Movellán.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios