Cádiz

El Ayuntamiento inicia en la Curva el mismo proceso que en Plaza de España

  • Tras el Día sin Coches, Martín Vila apuesta por estudiar "qué proyecto se puede hacer" allí

Peatones paseando ayer por la calzada de la Curva, cerrada al tráfico con motivo del Día sin Coches. Peatones paseando ayer por la calzada de la Curva, cerrada al tráfico con motivo del Día sin Coches.

Peatones paseando ayer por la calzada de la Curva, cerrada al tráfico con motivo del Día sin Coches. / lourdes de vicente

Comentarios 7

Los coches en la zona de la Curva tienen los días contados. No va a ser pronto, pero la experiencia del Día sin Coches durante la mañana de ayer es suficiente para vislumbrar un horizonte más amable en esta zona de Segunda Aguada que el de carriles abiertos al tráfico, coches estacionados y aceras estrechas. El concejal de Movilidad, Martín Vila, valoró ayer la iniciativa de trasladar a extramuros el debate en torno a la peatonalización y, en concreto, el desarrollo de la mañana de ayer sin tráfico ni aparcamientos en Segunda Aguada (en el tramo de Lacave a la Juan Carlos I).

"Estamos hablando de una zona como la Curva, con unos acerados muy estrechos que apenas cumplen con el mínimo legal y buena parte del espacio reservado a los vehículos, y dentro además de una barriada con una de las densidades de población más altas de Andalucía", analizaba en la tarde de ayer el concejal, que planteaba que la eliminación del tráfico en ese tramo de Segunda Aguada "no afecta en absoluto" a la circulación de esa zona de extramuros, al contar con vías alternativas como Alcalde Blázquez o Trille. A ello se une también la "buena aceptación vecinal" que el Día Sin Coches tuvo ayer en la Curva.

Por todo ello, Vila avanzó que desde el Ayuntamiento "nos llevamos la tarea de seguir estudiando y ver la fórmula del proyecto que se puede hacer allí", adelantando que el trabajo que se desarrolle será el mismo que en su momento se inició en la Plaza de España, cuando las jornadas sin tráfico sirvieron para concienciar a la población de las posibilidades de ese espacio de la ciudad, a lo que luego siguieron reuniones con los vecinos y propuestas de actuación hasta dar con el proyecto definitivo de peatonalización y reurbanización que hoy está a la espera de financiación para ejecutarlo. "De algún modo tenemos que deshacer parte de lo que hace unas décadas se hizo para colocar al peatón en el centro de las ciudades, y para dotar a este espacio de los equipamientos que el vecino necesite", concluía Martín Vila.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios