Cádiz

El Ayuntamiento de Cádiz prepara una nueva ordenanza para el taxi

  • Ha celebrado una primera reunión telemática para trabajar el borrador de la nueva normativa, que incluirá reclamaciones de los usuarios

Un taxi recoge a unos viajeros en la plaza del Palillero. Un taxi recoge a unos viajeros en la plaza del Palillero.

Un taxi recoge a unos viajeros en la plaza del Palillero. / Lourdes de Vicente

El Ayuntamiento de Cádiz ha iniciado ya el proceso para actualizar la ordenanza del taxi. De hecho, ha mantenido una primera reunión en la que el borrador del documento ha comenzado a analizarse y consensuarse entre los distintos agentes que estarán implicados en esta labor y que constituyen la denominada Mesa del Taxi.

Los principales cambios que va a introducir esta Ordenanza Municipal Reguladora del Servicio de Taxi, según ha puesto de relieve el propio Ayuntamiento, serán las especificaciones que recogerá respecto a los taxis adaptados y el servicio a personas con movilidad reducida (tanto en sillas de ruedas como cuando puedan subir o bajar del vehículo); y el objetivo de que la flota de taxis vaya quedando integrada de manera paulatina por vehículos menos contaminantes, cumpliendo con el compromiso del Pacto de los Alcaldes para el Clima y la Energía. De igual manera, señalan fuentes municipales que se han incluido en el borrador aportaciones realizadas por las asociaciones de animalistas, de consumidores y Agadi.

La Mesa del Taxi, de reciente creación, está formada por asociaciones de comerciantes y hosteleros, ecologistas, Facua, Agadi, la Confederación de Empresarios, la Universidad de Cádiz y empresas municipales, además de por las asociaciones del taxi, el equipo de gobierno, los grupos municipales de la oposición y el concejal no adscrito, Domingo Villero.

El concejal de Movilidad, Martín Vila, ha señalado que con la modificación de esta ordenanza "no sólo estamos adelantando las tareas ante la inminente modificación del Reglamento Andaluz del Taxi, sino que estamos incluyendo medidas que eran demandas del sector y de los propios usuarios", destacando especialmente las medidas tendentes a "garantizar que los vehículos adaptados cumplan el servicio que deben cumplir, que no es otro sino que dar servicio prioritario a personas con movilidad reducida”. También ha destacado Vila las medidas de control a los trabajadores asalariados incluidas en el borrador de la ordenanza "para evitar la competencia desleal entre el taxi"; "y otras encaminadas a mejorar la imagen del sector”, que no ha especificado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios