La instrucción de las macrocausas

La juez María Núñez Bolaños se da de baja por motivos de salud

  • La magistrada lleva cuatro años en el juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla y recientemente ha sufrido la pérdida de su madre

La juez María Núñez Bolaños, en su despacho de los juzgados de Sevilla. La juez María Núñez Bolaños, en su despacho de los juzgados de Sevilla.

La juez María Núñez Bolaños, en su despacho de los juzgados de Sevilla.

La juez que investiga las distintas macrocausas en el juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla, María Núñez Bolaños (Talavera de la Reina, 1967), se ha dado este martes de baja laboral por motivos de salud que no han trascendido. Fuentes próximas al juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla, cuya dirección asumió la juez María Núñez Bolaños hace cuatro años -el 16 de junio de 2015-, han confirmado a este periódico que la magistrada ha comunicado hoy su baja laboral, que tiene efectos a partir de mañana miércoles y que se produce después de que la juez haya sufrido recientemente la pérdida de su madre. La juez ya ha comunicado oficialmente su baja.

La baja por motivos de salud de la instructora de casos como el de los ERE, el uso de las tarjetas públicas de la Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe) en prostíbulos o el de los avales y préstamos de la agencia IDEA –cuyo archivo acordó recientemente- ha coincidido además del fallecimiento de su madre con las críticas de la Fiscalía Anticorrupción a la labor de la instructora, a la que han reprochado una supuesta “pasividad” en el dictado de prescripciones en el caso de los ERE o en las exclusiones de los ex altos cargos de la Junta de Andalucía en las distintas piezas de la macrocausa de los ERE que siguen en instrucción, si bien en este último extremo la instructora se ha limitado a cumplir las resoluciones y órdenes dictadas por la Sección Séptima de la Audiencia de Sevilla, que ha fijado hasta la saciedad su criterio de que los altos cargos que han sido enjuiciados en la pieza política de los ERE –actualmente a la espera de que se dicte la sentencia- no pueden ser de nuevo juzgados en las distintas piezas porque se vulnera el principio non bis in ídem.

La acusación popular que ejerce el PP en esta causa también ha atacado con vehemencia a la juez Bolaños, de la que ha llegado incluso a pedir que se deduzca testimonio por si la instructora ha podido incurrir en desobediencia a la Audiencia por no remitir a la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil y a la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE) los expedientes relacionados con la macrocausa de los avales de IDEA.

Actualmente, el juzgado de María Núñez Bolaños cuenta con el refuerzo de un Juez de Adscripción Territorial (JAT), José Ignacio Vilaplana, que se encarga de los asuntos ordinarios del juzgado mientras la titular está liberada para la instrucción de las macrocausas.

Como la duración de la baja de Bolaños no es predecible, en un primer momento no se va a nombrar ningún sustituto, a la espera de la evolución de la salud de la instructora, sino que provisionalmente asumirá la investigación de las macrocausas el juez de refuerzo, según han confirmado a este periódico fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

Si la ausencia de la instructora se prolongase durante mucho tiempo y el juez de refuerzo necesitara ayuda para llevar el juzgado y las macrocausas, el decanato de los juzgados de Sevilla, que dirige el magistrado Francisco Guerrero, podría solicitar el presidente de la Audiencia, Damián Álvarez, el nombramiento de un juez sustituto, y en ese caso el nombramiento de ese juez tendría que ser aprobado por la sala de gobierno del Alto Tribunal andaluz, , como ocurrió en su momento con la anterior instructora de las macrocausas, Mercedes Alaya, cuando se dio de baja por motivos de salud.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios