Coaching

Tu estado de ánimo es tu destino

  • El pensamiento genera una emoción que a los pocos segundos cristaliza en un estado de ánimo. Hacer una buena gestión de ese diálogo interno nos sitúa en una posición muy ventajosa a la hora de afrontar los desafíos de la vida

Ilustración Ilustración

Ilustración / Sara Pequeño

"La diferencia entre un rendimiento máximo y uno muy bajo no viene dado por la inteligencia o la habilidad. Viene determinado en gran medida por el estado de ánimo en el que se encuentra la mente". Así lo cree Tony Robbins, la mayor autoridad mundial sobre el crecimiento personal, quien afirma que de manera consciente, mediante el uso de una serie de técnicas y herramientas, podemos tomar el control de nuestras emociones y elegir el estado de ánimo en el que queremos estar al margen de como nos afecten los acontecimientos externos. 

Estado y ánimo etimológicamente provienen del latín. Estado hace referencia al "status quo" y ánimo al "alma", "espíritu". El estado de ánimo es una actitud o disposición emocional. Es la energía vital que desprende una situación emocional que permanece en el tiempo, es decir, una forma de estar. 

El estado de ánimo esta relacionado directamente con las emociones pero se diferencian de estas porque son menos intensas y permanece horas, días o semanas. La emoción tiende a ser más condensada, intensa, suele durar unos minutos, no más y produce reacciones fisiológicas que podemos sentir: palpitaciones, sudoración, cambio de temperatura, tensión etc..

Un estado afecta directamente a la visión que tiene una persona ante el mundo

Para cambiar el estado de ánimo se necesita entrenamiento. La forma de poder conseguir el estado deseado es a través de nuestro propio control interno. He aquí algunas técnicas que te pueden ayudar a conseguirlo:

Claves para modificar nuestro estado de ánimo

Aprender a regular tus emociones

La regulación emocional es aprender cómo hacer para que las emociones que nos hacen bien perduren en el tiempo y la que nos limitan equilibrarlas. 

Más información

Crearte rituales que anclen estados emocionales de alta intensidad  

La programación neurolingüística (PNL) usa técnicas para elevar y cambiar los estado de ánimo. Una de éstas técnicas es el anclaje, que ayuda a situarse en un estado emocional en concreto. Consiste en asociar un estímulo sensorial con un estado interno, emocional. Cuando repitamos el estímulo se evocará el estado emocional al que lo asociamos cuando hicimos el anclaje. El estímulo puede ser auditivo, visual o cinestésico.

Dependiendo del estado emocional que deseemos obtener, deberás usar diferentes alternativas, anclas, que te inspiren y sitúen en ese estado concreto como sentir, entusiasmo, paz, tranquilidad, amor, gratitud, euforia etc. Los anclajes nos permiten acceder a nuestros recursos internos en el momento que los precisamos. El objetivo es mantenerse en un estado donde seas capaz de disponer de tus mejores recursos Cuánto mas repitas ese estado, mas entrenarás tu mente.

Algunos anclajes que podrías utilizar son 

Auditiva : sonido o palabras..

Música que te conecta con la gratitud, el amor, el entusiasmo.

Visual : objeto, color, dibujos..

Visualiza imágenes potenciadoras que te eleven al estado deseado. Remontate a una situación en la que estabas experimentado ese estado deseado. Es cuestión de sentirla.

Cinestésia : el uso de una sensación, tacto, olor o sabor...

Oler un perfume que os remonte a una situación del pasado agradable

Si cambias radicalmente tu cuerpo cambias tu estado emocional

Los pensamientos que tenemos hacen que usemos el cuerpo de una manera u otra. Detrás de cada pensamiento hay una emoción. El cuerpo trasmite información no verbal al exterior y a tu mente dependiendo del mensaje que le estés transmitiendo con tu lenguaje corporal.

Modifica la posición corporal que adoptas ante la tristeza, el cansancio, la pena para dominar una situación.

Cuál es la postura si estas deprimido? rodillas dobladas, encorvado, mirada baja, hombros bajos sin ganas apático. ¿Qué sientes ante esta posición?. ¿Qué ocurre cuando cambias sólo la curvatura de la espalda de encorvada a erguida ?. ¿Qué sientes?

La espalda y barbilla alta, hombros hacia atrás, mirada al frente, respiración profunda son signos de un lenguaje corporal que trasmite felicidad. A nivel interno, este estado disminuye el cortisol (hormona liberada a través del estrés ) y aumenta la testosterona ( hormona que eleva la energía). Esta además, te enfoca y te da potencia.

Te animo a levantarte, que pruebes ambas posiciones y comprueba cómo te sientes.

Según el estado que desees, adopta la postura que te lleve a ello. Tu mente te mandará señales completamente distinta y poco a poco tus emociones y pensamientos se alinearan a ese nuevo estado.

Cambia tu foco de atención

Si algo no te agrada deja de prestarle atención. Cuando tenemos un pensamiento permanente al modificar nuestro foco de atención nuestra mente también cambia de estado. Si te centras en acontecimientos positivos tu mente se adaptara a ello y viceversa. 

Todo aquello en donde te enfocas se expande

Sana tu diálogo interno

La conversación que mantenemos con nosotros mismos son fundamentales para cambiar nuestro estado emocional. Usa el lenguaje de una forma positiva : ¿Cómo puedo con esto?

Diálogos tipo, tu si puedes, hoy lo has hecho mejor, cada día estas mas guapa...tienen una carga emocional positiva. En cambio conversaciones, eres un torpe, lo haces todo mal, no puedo...genera cargas emocionales negativas.

Tomando conciencia de lo que nos decimos las afirmaciones con el tiempo se convertirán en creencias para nosotros. Cuando observemos nuestro diálogo y esa vocecita nos diga algo negativo que nos limita, lo ignoraremos y nos diremos que no es cierto. En cambio, el diálogo positivo lo potenciaremos con el objetivo de automatizarlo creando en el tiempo una actitud normal para nuestra vida.

Hazte preguntas

Las preguntas nos ayudan a conocernos y entender las el para qué de cada situación.

¿ Crees que controlas tu estado ? 

¿Eres consciente y responsable de las emociones que tu mismo creas ? 

¿ Cuando te levantas por la mañana triste o enfadado haces algo para modificar ese estado ?. Por ejemplo: intentar ponerte guapo, tomar un desayuno que te haga sentir bien, visualizar tu día de forma positiva etc. O más bien te dejas llevar por tu estado y vas ese día medio arrastrado ?

¿ Cuál es tu actitud en un día que te levantas con mal piel ?

¿ Qué haces para mejorar a lo largo del día para qué ese estado cambie?

Nuestro estado emocional define nuestro presente y futuro. Creamos nuestro destino a cada momento. Aprende a elevar tu estado emocional y verás como la vida te brinda la felicidad que mereces. Te animo a seguir avanzando.

  

 

 

 

 

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios