Entrevista al presidente de la Lonja de Cereales y Oleaginosas de Sevilla

Filomeno de Aspe: “Los agricultores han vuelto a poner la mirada en el trigo duro”

  • Afirma que la existencia del Puerto de Sevilla fue uno de los motivos que originó la creación de la Lonja de Cereales de Sevilla

Filomeno de Aspe. Filomeno de Aspe.

Filomeno de Aspe.

Contribuir a clarificar el mercado de cereales y oleaginosas es la función de la Lonja de Sevilla que, con una trayectoria ya consolidada, se plantea ahora el reto de incorporar nuevos cultivos. Así nos lo explica su presidente en esta entrevista, en la que lanza un mensaje a navegantes: las puertas están abiertas a la entrada de nuevos socios.

–Este año que ahora acaba la sequía ha marcado un descenso de siembras de trigo duro y aumento de trigo blanco ¿Es así y cómo afecta eso al agricultor?

–Los años agrícolas no coinciden con los naturales, sino que empiezan el 1 de septiembre hasta el 31 de agosto. Dicho esto, es cierto que en la campaña 2018/2019 hubo un descenso importante de siembra de trigo duro, y esto hizo aumentar la siembra no solo de trigo blando, sino de cebada y también triticale. Pero el factor más importante de este cambio no es la sequía, sino el precio. Así vemos como en las recientes siembras de este otoño, de la campaña 2019/2020, al haber repuntado el precio del trigo duro en el mes de octubre principalmente, los agricultores han vuelto a poner la mira en este cultivo recuperando gran parte de la superficie perdida el año anterior.

–¿Esa sequía ha tenido repercusión en los rendimientos de los cereales?

–En general y sorprendentemente no, es cierto que estamos acumulando varios años de escasas precipitaciones que nos llevan a un periodo de sequía. Pero para el cereal es más importante el momento en el que llueva que la cantidad, por ello, en la campaña 2018/2019 salvaron los rendimientos de manera general los 150-200 litros caídos en el mes de marzo. Por lo que tuvimos, salvo excepciones, unos rendimientos mejores de los esperados.

–¿Y en precios, cómo va a ser la campaña?

–Esa es la pregunta del millón, los precios dependen de muchas variables, pero al tratarse de commoditys en un mundo globalizado lo principal es el binomio oferta-demanda. Lo que sí sabemos es que esta campaña ha habido muy buen precio en girasol alto oleico, y en los últimos meses en el trigo duro por los problemas de cosecha en Canadá, que es el principal productor con diferencia. El trigo blando no ha tenido mal precio de forma general, así como la cebada, avena, triticale con destino a alimentación animal. El cultivo que más está sufriendo en Andalucía es el maíz, con una crisis de bajos precios que dura años, lo que lo ha llevado a un descenso muy grande en la superficie de siembra.

–El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) ha revisado al alza en 6,7 millones de toneladas su previsión anterior sobre producción mundial de cereales 2019/20, que se sitúa ahora en 2.167,1 millones de toneladas. ¿Cómo va a afectar esto a Andalucía?

–Estamos hablando de un porcentaje bajísimo en el volumen mundial, habría que ver cuáles son los cultivos que más afecta, pero en general pienso que no es un dato relevante para Andalucía. La mayor oferta de cereales en principio presiona a la baja a los precios pero al final las condiciones climatológicas, los conflictos comerciales, y otros factores también condicionan al mercado.

Cultivos refugio

–Aparte de la situación climatológica puntual de cada campaña, ¿sigue a la baja la superficie que se siembra en Andalucía de cereales y cambian los agricultores a otros cultivos como puede ser el almendro?

–Los cereales, a excepción del maíz, son cultivos de secano que tienen una baja rentabilidad. Por ello, el agricultor busca alternativas más rentables. Aunque se están haciendo pruebas con almendros en secano, no es para nada representativo, la reducción de superficie de cereales es principalmente hacia olivar. Sin embargo, en riego, el almendro si le está comiendo terreno a históricas hectáreas en las que se sembraba maíz. Sí, eso parece una tendencia que se está produciendo en las últimas campañas. Los altos precios de la almendra de las últimas campañas han hecho que se sustituyan cereales por almendros. No sé si esto a la larga será beneficioso para los que lo hagan, porque si aumenta mucho la oferta la presión sobre los precios hace que estos bajen. Además, la vuelta a cultivar cereales se complica ya que la inversión realizada es elevada.

–Los informes del Ministerio indican que España importará esta campaña tantos cereales como produce ¿qué le parece?

–Eso es algo relativamente normal por la gran cabaña ganadera que tenemos en España, somos netamente consumidores al ser deficitarios en todos los cereales, menos en el trigo duro que somos excedentarios y tenemos que exportarlo. En España se consumen 35-36 millones de toneladas y producimos una media de 20 de manera aproximada. Pues es una oportunidad para los agricultores, ya que si España es deficitaria y tiene que importar, se podría analizar qué cereales se importan y producirlos en España.

Girasol

–Para cultivos de primavera se prevé un aumento de siembra de girasol ¿a qué se debe?

–Entiendo que a dos factores con diferente peso. El primero, son las escasas precipitaciones otoñales que han retrasado las siembras de los cereales de invierno y ha hecho cambiar la idea de siembra a algunos agricultores. Y el segundo y con mayor peso, es el gran precio que tuvo el girasol alto oleico con respecto al convencional en la campaña pasada, con una prima superior a los 150 euros por tonelada.

–¿Qué ofrece la Lonja de Cereales y Oleaginosas de Sevilla a sus socios?

–La Lonja ofrece a sus socios información de los precios de las transacciones de cereales y oleaginosas que se realizan y sobre todo sirven de referencia para aquellos productores o compradores que no están integrados en los circuitos tradicionales de compra y venta. Además, organiza jornadas sobre temas de interés para sus socios y fomenta el “networking” entre ellos. La Lonja está abierta a recibir sugerencias de sus socios para organizar actividades que redunden en beneficio de los operadores de este mercado.

–¿Qué papel juega el Puerto de Sevilla en el comercio de cereales y oleaginosas?

–El Puerto de Sevilla es muy importante y un activo de gran valor, siendo el principal nodo logístico fundamental para el tráfico de cereales de importación y exportación. Es de vital importancia para la exportación del principal cereal de producción local, como es el trigo duro y puerta de entrada para los principales cereales y semillas oleaginosas de consumo industrial de la región. Debido a ello esta Lonja cotiza de modo independiente los cereales en posición Puerto de Sevilla. De hecho uno de los motivos que originó la creación de esta Lonja en Sevilla, entre otros factores, fue la existencia del Puerto de Sevilla.

–¿Qué proyectos tiene la Lonja de Sevilla?

–La Lonja de Cereales y Oleaginosas de Sevilla quiere consolidarse e incorporar a más socios para que su labor de información se vea amplificada. Como te he comentado anteriormente estamos abiertos a organizar y a poner en marcha actividades que nos propongan los socios y que una vez analizadas veamos que sean factibles. También estamos abiertos a incorporar otros productos a cotizar en esta Lonja y ya hemos recibido algunas sugerencias que están en estudio para incorporar otro tipo de productos. Para la Lonja de Cereales y Oleaginosas de Sevilla es fundamental el apoyo que desde un inicio nos prestó y nos sigue prestando la Caja Rural del Sur, así como la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Sevilla, que están presentes en nuestra Junta Rectora y en la Comisión de Precios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios