emprendedores

La fregona mágica es de Benalup

  • Un invento gaditano para fregar sin esfuerzo gana un premio internacional al mejor limpiador del mercado

  • La empresa Sprimsol lleva veinte años fabricando escurridores

La plantilla de Sprimsol ante las dos fregonas que comercializa,. La plantilla de Sprimsol ante las dos fregonas que comercializa,.

La plantilla de Sprimsol ante las dos fregonas que comercializa,. / manuel aragón pìna

Manuel Jalón, un oficial del ejército del aire con destino en la Base Aérea de Zaragoza, revolucionó el mundo de la limpieza doméstica cuando en 1956 patentó una sencilla idea que hoy en día llamamos fregona. Ahora, más de medio siglo después, España sigue estando a la vanguardia del mundo de la fregona. La mejor fregona del mundo se inventó en la provincia de Cádiz y se fabrica en una nave industrial de Benalup. Como lo oyen. Así lo piensa al menos la revista Tomorrow's Cleaning. Puede sonar extraño, pero si usted se dedica al mundo de la limpieza y no está suscrito a Tomorrow's Cleaning está totalmente fuera de onda.

Pues bien, esta publicación británica ha dado a conocer sus particulares oscars de la higiene. Seleccionó 50 productos relacionados con la limpieza de todo el mundo. Sólo había uno español. Era Fregomatic, un escurridor magnético con baterá que escurre las mopas hasta las puntas. El fabricante era Sprimsol, con sede en Benalup. Ganó.

"Llevábamos tres o cuatro años experimentando con el prototipo, incluyéndole mejoras y en 2016 ya nos lanzamos a presentarla en Interclean, que se celebra en Amsterdam y es la mayor feria mundial de productos de limpieza e higiene. Allí triunfamos, levantó una enorme expectación, pero este premio nos abre mucho más las puertas del mercado internacional, quye es complicado y donde queremos tener más presencia.", explica Jesús Barberá, responsable comercial de la firma.

Pero Sprimsol no es una historia de anteayer. Todo empezó hace veinte años de la unión entre una idea y un inversor, la mejor forma de convertir en producto el I+D. El inventor era Damián Ramírez, que se dedicaba a arreglar aparatos eléctricos, y el inversor era el conocido promotor inmobiliario chiclanero Jesús Barberá, padre del director comercial. De esa alianza nació Fregola, la hermana mayor de Fregomatic.

La idea de Ramírez, una variación eléctrica de Manuel Jalón, consistía en ponerle un motorcito a una fregona. Ese fue el inicio. Veinte años después aquella feliz idea da trabajo a ocho personas que sacan cada año 6.000 unidades al mercado más las piezas de recambio que se pueden conseguir en los 90 servicios técnicos oficiales en toda España.

"En realidad, e lo que estamos hablando es de un pequeño electrodoméstico. De hecho, estamos orgullosos de que somos la única fábrica de electrodomésticos de capital íntegramente andaluz de la región y pensamos seguir apostando por la tierra. Hay otras empresas que se dedican a la fabricación de piezas, pero crear íntegramente un modelo, desde su diseño a su comercialización, sólo lo hacemos nosotros", explica Barberá, orgulloso de lo conseguido.

El reto ahora es abrirse hueco en el mercado internacional "porque exportamos poquito, casi todas nuestras ventas están en el mercado nacional. El premio y nuestra presencia en Amsterdam nos han demostrado que tenemos potencial".

El principal uso de estos prototipos es para grandes superficies, pero Barberá cree que puede penetrar muchjo más, desde Benalup, en el ámbito doméstico. "Hemos creado una prensa automática que evita todo esfuerzo de escurrido de mopas industriales y es un gran aliado para la limpieza de suelos que destierra las tradicionales prensas manuales de palanca. Con ella se evitan lesiones y se reducen riesgos de accidentes y bajas laborales", dice Barberá citando su propia web.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios