Encuentros en la academia

Juan Gómez Fernández

El Seminario Teológico protestante de El Puerto

En el siglo XVIII se asentó en El Puerto una colonia de protestantesLa sociedad portuense debería recordar la presencia protestante en la ciudad

C ONMEMORA la comunidad protestante el 500 aniversario del comienzo de la Reforma. Movimiento impulsado por Lutero y que buscaba un cambio en las estructuras de la Iglesia de Roma en aquellos años. Al no ser posible este cambio por variadas causas, los cristianos quedaron divididos en dos grandes bloques: los católicos y los protestantes.

Durante siglos el enfrentamiento entre ambos grupos fue cruento; varias guerras a lo largo de los siglos XVI y XVII lo corroboran y la aceptación del otro y el respeto a sus ideas no llegaron a consolidarse hasta bien entrado el siglo XIX. España fue de los países más recalcitrantes en aceptar a los protestantes en su territorio, dejando una estela de muerte e intolerancia hacia los miembros de estas comunidades también llamadas disidentes.

El Puerto fue una ciudad donde se asentaría una colonia protestante en el siglo XVIII formada por comerciantes extranjeros a quienes se les toleraba siempre que su culto fuera privado y sin posibilidad de realizar actividades misionales. Sería a partir de la revolución septembrina de 1868 cuando se permite la apertura de templos protestantes, aunque bajo determinadas condiciones. En 1873 ya está funcionando en El Puerto la primera capilla protestante con su escuela anexa como era costumbre en las comunidades disidentes. A partir de entonces y hasta la Guerra Civil, la presencia de pastores con su capilla, su cementerio y sus escuelas serán permanentes en nuestra ciudad.

Uno de sucesos más importantes relacionados con la comunidad protestante en El Puerto fue la apertura del primer Seminario en España para preparar a los pastores que posteriormente dirigirían los templos por todo el país. Al frente del mismo se encontraba el reverendo William Moore de la iglesia de Irlanda hasta su muerte y sustitución en 1896 por el nuevo director el pastor inglés Guillermo Douglas. Esta institución se mantuvo activa hasta 1919 en que fue trasladada a Madrid por motivos organizativos. Muchos jóvenes de toda la geografía nacional vinieron a El Puerto a prepararse para su trabajo como pastores de las nuevas capillas que se abrían en el país, manteniendo entre ellos un buen recuerdo de su estancia.

Pienso que aprovechando esta conmemoración del 500 aniversario, la sociedad portuense debería recordar la presencia protestante en El Puerto y su Seminario con la colocación de una placa en la casa donde estuvo situado, en la calle Palacios, anteriormente José Navarrete, número 62. De esta manera también agradeceríamos la labor asistencial y educativa que a lo largo de varias décadas desarrolló y desarrolla la comunidad protestante en nuestra ciudad.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios