Ser o no ser

José guerrero 'yuyu'

Ganar para olvidar

Al Cádiz nunca le han regalado nada, siempre ha sabido convivir con los problemas

El Cádiz futbolístico no se puede vivir tranquilo. No nos dejan. Cuando no es por ruina deportiva es por ruina económica. Cuando vamos mal en Liga hay tranquilidad en los despachos y cuando estamos arriba en la tabla siempre salta algún escándalo. Cuando no son Sinergy & Company es alguna compraventa de acciones que no estaba tan clara. Y cuando todo parece arreglado salta el tema de Quique Pina. Y es que aunque, en principio, no es nada que parezca relacionado con el club, estos líos no nos benefician. Y aunque es complicado abstraerse y centrarse en lo deportivo, habrá que hacerlo. Por fortuna o por desgracia (creo que más bien lo primero) los futbolistas no pueden hacer nada por arreglar situaciones de despachos, así que lo único que queda es calmar el picor institucional con el bálsamo deportivo de los goles. Lo he dicho y lo mantengo. Los goles son el seguro de vida de cualquier equipo.

Lo ideal es mantenerse arriba y sin problemas en la gestión, pero cuando no se puede lo mejor es mantenerse en los extremos: o equipo arriba con gestión nefasta, o ruina deportiva con brillante gestión económica. Porque cuando se juntan la ruina deportiva con el desastre institucional, apaga y vámonos. Y es por ello que el equipo no puede relajarse en lo deportivo. Entiendo y comprendo que será complicado por parte de los jugadores y técnicos cómo les puede afectar todo esto, pero si me permiten un símil, esto es como la fábrica de Opel, donde había que elegir entre bajarse el sueldo y apretarse el cinturón o el cierre de la misma. No queda otra que tirar para delante. Y la primera parada es en Tarragona, un rival (al menos en esta temporada) con más nombre que peligro. Aunque a la vista de las ruedas de prensa de Álvaro Cervera, ahora mismo el principal enemigo del Cádiz parece ser el mismo equipo amarillo. El empate ante el Lugo, casi al final, puede que fuera lo más justo, pero jodió como suelen joder los goles de empate en el 87. El Cádiz tampoco es que mejorara en exceso, pese al golazo de Eugeni, la imagen de los anteriores partidos en casa, por lo que el entrenador sigue avisando. Pide más concentración en los partidos. No se está en el mejor momento dice el míster, que espera una reacción en Tarragona. Reacción que sería más que conveniente, porque tras el partido ante el Nastic viene el Oviedo y luego el Numancia.

Y aunque desde ahí arriba de la tabla las vistas son muy bonitas, ojo que la zona de fuera de play offs está solo a seis puntitos y los de abajo, como el Perro Andalú de Martínez Ares, vienen que muerden. Mantenerse arriba es complicado, pero salir de ahí es más fácil de lo que parece. Que nos se nos vaya de la mente la pájara de ocho jornadas sin ganar, que fue ayer mismo. Hace falta concentración y tener la cabeza más fría que nunca. El Cádiz ha sido desde siempre un equipo al que nunca se le ha regalado nada. Siempre ha sabido convivir con los problemas y por ello nos alegramos tanto cuando se consiguen éxitos deportivos. Así que p´alante.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios