Eléctrica de Cádiz avanza en el camino de las energías renovables

  • El gerente de la compañía destaca que toda su oferta es de origen 100% renovable

Paneles solares instalados en techos de edificios. Paneles solares instalados en techos de edificios.

Paneles solares instalados en techos de edificios. / jesús marín

La empresa municipal suministradora y comercializadora de energía, Eléctrica de Cádiz conmemora hoy el Día Mundial de la Eficiencia Energética celebrando que desde el pasado 1 de enero de 2017 ofrece a todos sus clientes el suministro eléctrico de energía certificada origen 100% renovable.

Desde entonces, la electricidad pasó a ser de calificación ambiental A, la más sostenible. Todo ello sin que supusiera incremento alguno en las facturas de sus 62.000 clientes.

Esta certificación o etiqueta verde asegura que la cantidad de energía comercializada se está generando, en algún punto del territorio nacional, de forma renovable. "Esa es la contribución que hacemos a la mejora medioambiental, de tal forma que cuanta más gente demande energía renovable a través de sus comercializadoras, como es nuestro caso, más producción de energía renovable se genera en detrimento de la producción de energía fósil", explica el gerente de Eléctrica de Cádiz, José Luis Molina.

Cabe destacar que esta modificación ha supuesto una reducción considerable de emisiones de dióxido de carbono (58,500 Tm anuales) y de residuos radioactivos de alta capacidad (93,6 Kg anuales). Esta certificación corrobora, desde el 1 de enero, el compromiso que Eléctrica de Cádiz tiene con la ciudadanía, ya no solo con el ahorro energético, sino con que esa energía sea limpia, sana y natural.

"Además podemos poner otro granito de arena. No solo voy a comprar certificados de energía verde sino que la vamos a producir", añade. Esta será la segunda fase que, en pocos días, pondrá en marcha una primera experiencia y que consiste en montar plantas de producción de energías renovables. "Estamos estudiando distintas opciones para aprovechar determinados tejados de la ciudad, en edificios municipales o ajenos, en los que se pudieran construir plantas fotovoltaicas", explica el gerente.

Esta etiqueta verde fue la primera acción relevante de cara a una nueva orientación de la empresa hacia las energías limpias, el consumo responsable y el fomento del auto consumo y su producción. Eléctrica de Cádiz se convierte así en la mayor comercializadora 100% verde del país, tanto en número de clientes, como en volumen de energía, exceptuando a las grandes eléctricas de Unesa.

Eléctrica de Cádiz es una empresa con amplia experiencia, que lleva más de 80 años suministrando energía. Su gerente, José Luis Molina, destaca "el compromiso de esta empresa con el cliente y con el mundo que nos rodea, ya que un ahorro energético no es sólo bueno para su bolsillo, sino también para la naturaleza, e incluso para la generación de nuevos nichos de empleo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios