Tendencias

Seis ideas muy originales para decorar las paredes de casa y sacarle el máximo partido

Seis ideas muy originales para decorar las paredes de casa y sacarle el máximo partido.

Tenemos que reconocerlo, ha llegado el otoño y nos hemos vuelto locas con la decoración de casa. Después de haber descubierto el método 5S japonés y haberlo empleado a la hora de montar la oficina en casa, estamos como locas por darle un nuevo aspecto a la decoración de casa y sacarle el máximo partido. Para ello, no se nos ocurre mejor idea que hacerlo a través de la decoración de las paredes de casa, una forma muy original y económica de sacarle todo el partido a nuestro hogar.

Al igual que el mobiliario es muy importante en una casa y elegirlo en función de nuestras necesidades y gustos es algo tan necesario, escoger la decoración de las paredes no es menos. Las vemos a diario y son un lienzo en blanco, listo para acompañar nuestro estilo y decorarlo a nuestro gusto, complementando con colores y texturas el resto de los elementos de la estancia.

Generalmente empleamos cuadros o láminas para decorar las paredes y dejamos de lado muchas otras ideas especiales y creativas, como las cenefas, el papel pintado, composiciones de láminas o espejos con un punto original.

Si necesitas inspiración, Leroy Merlín comparte una buena y variada batería de ideas. Solo debes tener en cuenta que no todas las paredes han de quedar vestidas. Una libre aligerará el espacio y hará que la vista se centre en el resto. Y, si usas colores fuertes e intensos o soluciones impactantes, debes reservarlas para una única pared. ¿Preparada para conocer las seis ideas súper originales para decorar las paredes de casa y sacarle el máximo partido que nos proponen?

Papel pintado para la decoración de las paredes

Papel pintado para la decoración de una pared. Papel pintado para la decoración de una pared.

Papel pintado para la decoración de una pared. / M. G.

El papel pintado es elegante, original y combina a la perfección con cualquier color de mobiliario, aportando un toque exclusivo. Estos papeles disponen de un diseño con acabado mate que consigue una textura ideal para decorar y renovar las paredes. Son resistentes a la humedad y al calor, lo que lo convierten en un papel duradero y adaptable a cualquier estancia. ¿Te los imaginas decorando un baño?

Colocado por toda la superficie de la pared es una buena opción para estancias grandes donde también hay pared vista o para los más atrevidos. No obstante, otra forma diferente de usar el papel pintado es crear cuarterones con el modelo que escojas. Basta con pegar unas tiras en la pared de diferente grosor y enmarcarlas con listones o molduras, combinando el papel con la pintura y resaltando la elegancia de la estancia.

Una composición con cuadros de diferentes tamaños

Pared decorada con cuadros de diferentes tamaños. Pared decorada con cuadros de diferentes tamaños.

Pared decorada con cuadros de diferentes tamaños. / M. G.

Monta una composición de cuadros sobre una pared, ya sea blanca o de color, y combina diferentes tamaños para darle movimiento y conseguir un efecto creativo. Solo necesitas tus cuadros, láminas, fotos, recortes favoritos o incluso flores secas y varios marcos diferentes en color, tamaño y forma. La idea cambia si coordinas diferentes tipos de marcos, unas más sencillas y otras más ornamentadas, ya que adquieren más protagonismo. Todo vale cuando se trata de darle personalidad a tu pared.

Un trampantojo en la pared de la cocina

Decorar las paredes de la cocina también da buen resultado si se elige la forma adecuada. Para esto, las cenefas son perfectas. Este adorno, generalmente de forma alargada y estrecha, encaja de forma ideal con la pared de la cocina. La cenefa de la imagen, con un diseño imitación de piedras de diferente color, aportará un cambio a la cocina, renovándola de forma fácil, económica, rápida y dándole un aspecto rústico.

Una pared decorada con espejos de distintos tamaños

Una pared decorada con espejos para crear profundidades. Una pared decorada con espejos para crear profundidades.

Una pared decorada con espejos para crear profundidades. / M. G.

Los espejos amplifican una estancia y multiplican la luz. Puedes elegir uno con un marco llamativo para centrar la atención en la pared, dejarlo así o rodearlo de una combinación de cuadros y láminas, si quieres un punto elegante puedes hacer lo mismo con varios espejos en su lugar. El resultado será muy original y es fácil adaptarlo a los diferentes estilos decorativos y estancias como el salón, un dormitorio, un aseo o una zona de tocador.

Una alfombra como cabecero en la pared

Una alfombra como cabecero para decorar la pared. Una alfombra como cabecero para decorar la pared.

Una alfombra como cabecero para decorar la pared. / M. G.

Dejando de lado el tradicional cabecero, apostamos por darle una vuelta, ser creativos y poner una alfombra -sí, has leído bien - a modo de cabecero. Si es de yute, mejor. Redonda, rectangular o con algún color, tu eliges cómo lo prefieres. Una de tamaño XXL creará un efecto de lo más sorprendente. Las alfombras de fibras naturales son perfectas para dar un aire natural y slow a la decoración del dormitorio.

Relieves con molduras en la pared

Una pared decorada con apliques modulares. Una pared decorada con apliques modulares.

Una pared decorada con apliques modulares. / M. G.

Las molduras dan mucho juego cuando se trata de crear una composición original en una pared y aportan gran elegancia a la estancia. De madera o escayola, permiten crear cuarterones en la pared, más rectilíneos u ornamentados según el estilo que prefieras. Puedes pintarlas en el mismo tono que la pared, jugar con los colores o decorarlas con papel pintado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios