Gastronomía

Cinco dulces que podrás encontrar esta Semana Santa en la provincia de Cádiz

  • Torrijas, roscos, gañotes, bollos y alpisteras para darle sabor a estos días de recogimiento

Torrijas.

Torrijas.

En estos días de Cuaresma, en los que ya empieza a oler a incienso, nos vienen también a la memoria otros olores relacionados con la comida y con recetas que sólo se elaboran en esta época del año. En esta ocasión recomendamos cinco dulces típicos que salen de las cocinas de algunos lugares de la provincia y que suponen también una buena oportunidad para conocerlos.

Torrijas

Torrijas en una pastelería jerezana. Torrijas en una pastelería jerezana.

Torrijas en una pastelería jerezana. / Manuel Aranda

De leche, con miel o de vino dulce. Cuando hablamos de dulces de Semana Santa automáticamente nos sale la palabra torrijas y es que este pan frito dulce es una de las recetas más tradicionales que se toman tanto en casa como en pastelerías y cafeterías gaditanas. Entre sus múltiples versiones están las torrijas al horno (para engordar menos); veganas (sin huevo y sin leche); con pan brioche; con chocolate; rellenas de crema pastelera; con helado... Una delicia sea como sea.

Roscos de Semana Santa

Roscos de Semana Santa de Conil. Roscos de Semana Santa de Conil.

Roscos de Semana Santa de Conil. / COSAS DE COMÉ

Los roscos son una receta muy típica de la provincia de Cádiz que ha pasado de generación en generación y sigue siendo un dulce muy presente en nuestras cocinas. Para su elaboración sólo hacen falta varios ingredientes básicos como harina, levadura, aceite, limón, semillas de anís, canela, huevo y azúcar. En algunas recetas el clavo es un ingrediente fundamental. Se hacen al horno y se quedan como una masa dura pero con mucho sabor.

Gañotes 

Gañotes. Gañotes.

Gañotes.

Se trata de un dulce de forma muy curiosa. Es una masa de harina, aceite y huevo aromatizada con canela y ralladura de limón. Con esta masa se hacen tiras redondas con las que se van rodeando unos canutillos, normalmente hechos con caña. Estos canutillos se fríen en aceite y luego se les quita la caña, quedando un dulce alargado, redondo y hueco por dentro. Es típico de Ubrique pero se pueden encontrar en otras poblaciones de la Sierra como Algodonales.

Bollos de Semana Santa de Arcos

Bollos de Semana Santa de Arcos, aún en el horno. Bollos de Semana Santa de Arcos, aún en el horno.

Bollos de Semana Santa de Arcos, aún en el horno. / ramón aguilar

Son también roscos, aunque muy diferentes a los de Semana Santa. Se parece en el color, también un rubio tostado, y en su forma, pero la primera gran diferencia está en la textura. Los bollos, también conocidos como roscos, responden a su nombre y tienen una masa ligera, aunque se van poniendo más duros cuantos más días pasan desde su elaboración. Se suelen presentar como los mostachones de Utrera sobre un papel en el que se han horneado y al que van un poco pegados.

Alpisteras

Alpisteras de bollería La Merced Casa Guerrero. Alpisteras de bollería La Merced Casa Guerrero.

Alpisteras de bollería La Merced Casa Guerrero. / COSAS DE COMÉ

Uno de los dulces más curiosos que se hacen en Sanlúcar de Barrameda es la alpistera, un postre típico de Cuaresma. Todavía lo elaboran en la bollería La Merced Casa Guerrero. El origen de esta elaboración hay que buscarlo en Marruecos, donde lo hacen con sésamo, aunque en nuestra provincia los ingredientes fundamentales son harina y yema para hacer una masa que se baña después en azúcar con limón. Se pueden hacer de distintos tamaños.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios