Sucesos

Pinchazos en discotecas de Cádiz: qué está pasando, principales síntomas y cómo actuar

Un grupo de jóvenes en el interior de una discoteca

Un grupo de jóvenes en el interior de una discoteca / M.G.

La moda de los pinchazos a mujeres en discotecas ha llegado a Cádiz. En las últimas horas, se han reportado hasta seis casos en El Puerto de Santa María, todos están siendo investigados por la Policía Nacional. En lo que va de verano, se suceden las denuncias en redes sociales por este tipo de agresiones, generándose así una alarma evidente. 

En estos momentos, la seguridad en el ocio nocturno y los eventos masivos están en el punto de mira. Son muchas las usuarias en Twitter que piden intensificar los controles antes de entrar a un recinto para que se detecten a tiempo las jeringuillas que usan los atacantes.

Tanto en el caso de las discotecas Trocadero y Guateque de la localidad portuense, las víctimas vieron poco después de ser agredidas, y gracias a los destellos puntuales de los flashes, como un individuo se marchaba de la zona con la jeringuilla todavía en la mano.

¿Qué está pasando con los pinchazos en las discotecas?

Por ahora, hay 20 casos en Cataluña, 12 en País Vasco, 5 en Cantabria, 3 en Andalucía (2 en Cádiz), 1 en Asturias y 1 en Aragón. Y a los 2 de Cádiz, se le suman los 4 nuevos que ahora investiga la Policía en El Puerto. Por lo que solo en Andalucía ya hay 7 afectadas y en España un total de 42. 

Las agresiones con jeringuillas son difíciles de rastrear, ya que se realizan en espacios cerrados, con muchas personas alrededor y de la manera más disimulada posible. Es un tipo de ataque que tiene como fin mermar las capacidades de la víctima, con el fin de aprovechar la situación para agredir sexualmente o acometer un robo.

Pese a que no es nuevo, es una tendencia al alza que preocupa a las autoridades y genera cierta alerta social. En lo que queda de temporada estival, hay varios eventos programados con miles de personas para los que ya se está pidiendo extremar la seguridad a la hora de entrar en los recintos.

¿Cuáles son los síntomas de un pinchazo o de la sumisión química?

En la mayoría de situaciones, estos pinchazos con jeringuilla se realizan con el objetivo de dejar a la persona sin capacidad para reaccionar ante agresiones o robos. Por esta razón, se conoce a este tipo de agresiones como sumisión química.

Las sustancias tóxicas y/o psicoactivas que se inoculan varían. Algunas de las más comunes son ketamina, benzodiazepina y éxtasis líquido. Incluso en ciertas ocasiones, en los análisis toxicológicos se encuentran estas drogas mezcladas con alcohol. 

Los síntomas de las víctimas que han sufrido estos ataques son los siguientes:

  • Picor en la zona del pinchazo.
  • Somnolencia.
  • Dolor de cabeza.
  • Náuseas o vomitos.
  • Mareos.
  • Desorientación.

Aún así, también se están dando casos en los que los ataques con jeringuilla se hacen sin sustancias psicoactivas dentro de la misma. Simplemente, por el placer de atacar y generar el desconcierto. Según informa la Policía Nacional, ninguna de las víctimas de El Puerto dieron positivo en los informes toxicológicos. Por lo que los agresores simplemente usaron la jeringuilla para sembrar el miedo. Una práctica peligrosa, ya que puede hacer enfermar a la persona agredida.

¿Cómo actuar en caso de sufrir un pinchazo? 

En las redes sociales, cada vez más mujeres y asociaciones se están organizando para que aquellas que sufran estas agresiones sepan cómo reaccionar. La consultora Equipo Ágora, que opera desde Cádiz, realiza estos días una serie de consejos de actuación, poniendo especial énfasis en la necesidad de seguir un protocolo de seguimiento ante estos pinchazos. Pues recuerdan que las jeringuillas han podido ser utilizadas en más de una persona y transmitir, por tanto, enfermedades.

En caso de ataque, expertos recomiendan que la víctima haga lo siguiente:

  • Avisar de inmediato a las personas de alrededor al más mínimo atisbo de pinchazo.
  • Acudir rápidamente al punto más cercano con alguien de la organización, ya sean camareros o porteros de discoteca.
  • Trasladarse al hospital para exigir un análisis toxicológico y serológico, para saber si la aguja contenía alguna enfermedad.
  • Requerir el informe en el hospital y denunciar ante la policía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios