DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Centenario de la muerte de Joselito El Sevilla se une a los homenajes a Joselito el Gallo

Ofrenda floral en el único resto de pie de la Monumental, en Eduardo Dato. Ofrenda floral en el único resto de pie de la Monumental, en Eduardo Dato.

Ofrenda floral en el único resto de pie de la Monumental, en Eduardo Dato. / M. G.

El Sevilla, siempre atento a la realidad social y cultural de la ciudad que le da nombre, se ha unido a los homenajes tributados a José Gómez Ortega, Joselito el Gallo, en el centenario de su muerte en la plaza de toros de Talavera de la Reina, tal día como este sábado hace 100 años.

A través de su departamento de comunicación, el club ha depositado un gran ramo de flores a los pies de la única puerta que queda en pie de la Plaza Monumental de Sevilla que levantó Gallito en 1918, dos años antes de su muerte, en plena cima de la fama y el reconocimiento, en su idea de revolucionar y modernizar la gestión de la fiesta de los toros, para popularizarla y hacerla más asequible a las clases menos pudientes. Pero su obra no lo sobrevivió y, tras tres temporadas abierta (1918-1921), la Monumental terminó siendo derribada en 1930. Sí queda de su idea primigenia la Monumental de las Ventas de Madrid.

Imagen de la portada de la extinta Monumental, con las ofrendas florales a Gallito. Imagen de la portada de la extinta Monumental, con las ofrendas florales a Gallito.

Imagen de la portada de la extinta Monumental, con las ofrendas florales a Gallito. / M. G.

Joselito el Gallo (Gelves, 08-05-1895; Talavera de la Reina, 16-05-1920) es reconocido de forma unánime en el mundo de la tauromaquia como el Rey de los Toreros, por cómo entendió todas las suertes de la lidia, por cómo conoció y profundizó en el comportamiento del toro, por cómo aplicó hondura, verdad y mando en la muleta y por cómo puso las bases del toreo moderno al que luego le darían su forma definitiva Juan Belmonte y  Chicuelo.

Además, el torero de la Alameda de Hércules, por el que Juan Manuel Rodríguez Ojeda vistió de luto a la Macarena, de la que era hermano y mecenas, con motivo de su muerte en Talavera, estaba muy vinculado al Sevilla en los años incipientes del club, tal y como ha destacado el departamento de historia de la entidad alguna vez y también en esta ocasión.

La ofrenda ha sido realizada de forma espontánea en ese resto de la Monumental con la que Gallito quiso revolucionar el toreo como espectáculo de masas por diversas asociaciones y entidades taurinas y de aficionados. Y el Sevilla ha querido unirse a ella depositando un gran ramo en esa puerta que hay en Eduardo Dato, frente a la Buhaira, en la acera izquieda yendo hacia el Ramón Sánchez-Pizjuán.

En el azulejo que luce en la única puerta de la Monumental que queda de pie se lee: "Aquí estuvo la Monumental de Sevilla (1918-1921), impulsada por Joselito el Gallo, Rey de los Toreros. Septiembre de 2012. Centenario de la alternativa de Joselito. Sus partidarios".

Retrato de Gallito. Retrato de Gallito.

Retrato de Gallito. / M.G.

Joselito fue amigo de Kinké y Spencer, dos figuras del Sevilla de principios del siglo XX, y entrenaba con ellos y apoyó al club. Por vecindad y por las simpatías que tuvo hacia aquel Sevilla incipiente que empezó a crecer justo cuando los toros eran la gran fiesta de masas, polarizada por José y Juan, competidores en el ruedo y amigos fuera de él, el club ha entendido que debía unirse a esta conmemoración popular del centenario de la muerte de Gallito. Hoy, 16 de mayo, hace 100 años de aquella cornada mortal del toro Bailaor en Talavera de la Reina. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios