No Sin Música 2023 en Cádiz Así queda el cartel del festival con las últimas confirmaciones

Sociedad

La mitad de los alumnos que piden beca comedor se quedan sin ella

  • Un informe elaborado por Educo alerta de que las ayudas llegan a los hogares más vulnerables, pero no a los que tienen unos presupuestos muy ajustados

Un niño en un comedor.

Un niño en un comedor. / EP

El 30,3% de las familias españolas con hijos que estudian en primaria pidieron una beca comedor en el curso pasado porque consideraron que la necesitaban, pero sólo la consiguieron la mitad de los solicitantes.

Así se desprende del informe El comedor escolar. La visión de las familias, elaborado por Educo a partir de encuestas a una muestra representativa de 450 familias españolas cuyos hijos estudiaban primaria en el curso pasado.

El estudio, que Educo ha hecho público este miércoles, alerta de que las becas llegan a los hogares más vulnerables pero no a los que están en riesgo de serlo o con presupuestos muy ajustados.

Educo también revela que el 43% de las familias españolas llevan cada día a sus hijos al comedor escolar y que un 12% lo hace de forma puntual.

En el caso de los hogares con rentas más altas, la asistencia diaria al comedor alcanza el 50%, mientras que en los de rentas bajas desciende hasta el 36%, según la ONG.

"De los datos se desprende que el factor económico es muy importante en el uso del comedor", ha subrayado la directora general de Educo, Pilar Orenes, que ha afirmado que "si el comedor fuera gratuito, tres de cada cuatro familias llevarían a sus hijos e hijas".

"El sistema de becas tiene que adaptarse a la realidad. En nuestros proyectos vemos muchos casos de familias con ingresos bajos que superan por muy poco el máximo permitido para pedir una beca y no se les concede este apoyo a pesar de estar en el límite de la precariedad", ha constatado Pilar Orenes.

En cuanto a los recursos económicos para pagar el comedor escolar, según Educo sólo la mitad de las familias españolas afirma poder hacerlo con cierta tranquilidad.

La ONG también ha alertado de que el 4,6% de familias españolas tramitaron la beca fuera de plazo y que el 9,5% no la demandaron porque no sabían cómo hacerlo, un porcentaje que se eleva al 13,5% cuando se trata de familias con rentas bajas.

Por comunidades autónomas, en Cataluña, con el comedor escolar más caro de España y un coste de 6,54 euros al día, el 60% de los alumnos con rentas altas asisten al comedor, mientras que en los hogares con rentas bajas el porcentaje desciende diez puntos.

La encuesta de Educo muestra que el 30,3% de familias catalanas solicitó beca de alimentación pero que en la mitad de los casos no la recibieron porque los ingresos del hogar excedieron los estándares económicos máximos para obtenerla.

En la Comunidad de Madrid, donde el precio del comedor se lleva manteniendo en 4,88 euros diarios varios cursos, el 65,9% de las familias con rentas más altas lo utiliza diariamente, frente a las rentas medias, que lo hacen en un 54,8%, mientras en las bajas se sitúa en un 50%.

Casi la mitad de las familias madrileñas (47,2%) declaró necesitar algún grado de ayuda o beca para afrontar este gasto, pero sólo el 27% de las familias solicitaron la beca y de éstas poco más de la mitad la recibieron, según el informe, que añade que la mayoría de familias dijo que les había sido denegada por superar el nivel máximo de renta.

En el País Vasco, donde también el precio diario del comedor escolar se lleva manteniendo varios cursos y se sitúa en 4,6 euros diarios, el 78% del alumnado de primaria utiliza el servicio, muy por encima de la media estatal, que es del 43%.

Para afrontar este gasto, el 55,4% de las familias vascas afirma que necesita algún tipo de ayuda o beca, el 50,9% solicitó la beca y de éstas, un poco más de la mitad la recibieron.

El porcentaje más bajo de asistencia al comedor escolar se registra en Andalucía, donde sólo el 33% de las familias lleva a sus hijos a este servicio, lejos del promedio de España que es diez puntos más elevado.

También el factor económico es importante para determinar la no asistencia, ya que según los datos recabados por Educo, si el comedor escolar fuera gratuito, el 77,5% de las familias andaluzas afirma que llevaría a sus hijos.

En esta comunidad, el 23% de las familias con rentas más bajas utilizan el comedor, por el 39% de las familias con rentas altas.

Por otro lado, 6 de cada 10 familias andaluzas que pidieron beca comedor la consiguieron, mientras que 1 de cada 10 familias no la solicitaron porque no sabían cómo hacerlo, una cifra que se dispara hasta el 17% en el caso de los hogares con rentas más bajas.

De ello se desprende que en Andalucía, donde la pobreza alcanza a más del 40% de la infancia, sólo el 11,8% del alumnado recibe una beca comedor, según Educo.

En Galicia, donde también el precio del comedor se ha mantenido en los últimos cursos y se sitúa en 4,50 euros diarios, destaca que el 17% de las escuelas públicas no cuentan con comedores, por lo que 113 centros no pueden ofrecer este servicio a sus alumnos por falta de infraestructura adecuada.

En esta comunidad, el 45,68% de las familias con hijos en las escuelas públicas utilizan el comedor todos los días y el 8,89% de forma ocasional.

En las familias con mayores ingresos, la asistencia diaria al comedor es de 48,58%, en familias con ingresos medios es del 49,23%, y en familias con menores ingresos aumenta hasta el 56,25%.

El 50,8% de las familias gallegas encuestadas afirmó haber necesitado algún grado de ayuda para cubrir el coste del comedor, que recibió el 19,5%.

En todas las comunidades, el uso del comedor escolar aumentaría si fuese gratuito, según Educo, que ha pedido que este servicio se considere parte del proyecto educativo y se integre entre las actividades académicas para que todos los niños tengan acceso a él.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios