Sociedad

Coronavirus en el mundo: Bajan por primera vez los positivos en Italia

  • Reino Unido: Los pacientes fallecidos en hospitales bajan a 449, la menor cifra en dos semanas

  • Hungría: Evacuación masiva de los hospitales para liberar camas para Covid-19 pero que deja a miles de personas sin tratamiento

  • EEUU: Los fallecidos superan los 41.000 mientras siguen las discusiones sobre la reapertura de la economía

  • Alemania relaja ligeramente las restricciones

  • La evolución de la pandemia en el mundo, en gráficos

Pruebas del coronavirus en Milán. Pruebas del coronavirus en Milán.

Pruebas del coronavirus en Milán. / Matteo Corner, EFE

Los fallecidos en Italia con coronavirus son ya 24.114, tras registrarse 454 nuevas muertes el último día, una cifra algo superior a los 433 del domingo, pero en la línea de descenso de la última semana, según informó el jefe de la Protección Civil, Angelo Borrelli.

Lo más destacable es que por primera vez los positivos actuales han descendido respecto al día anterior, y este lunes son 108.237, 20 menos que el domingo. Los casos totales de contagios desde que se detectó el brote en Italia el 21 de febrero son 181.228, lo que supone un aumento de 2.256 desde el domingo, un aumento inferior en casi mil casos al día anterior, lo que confirma la tendencia a la baja que viene registrándose. De ellos, 48.877 ya se han curado, y siguen descendiendo los hospitalizados y los ingresados en cuidados intensivos.

Los fallecidos diarios en el Reino Unido bajan a 449

El número de pacientes fallecidos por Covid-19 registrados en hospitales británicos ascendió este lunes en 449, la menor cifra en dos semanas, según los datos ofrecidos por el Ministerio de Salud. El total de muertos contabilizados en el Reino Unido alcanza 16.509, mientras que los contagios detectados son 124.743, después de que se hayan registrado 4.676 nuevos positivos.

El domingo las autoridades sanitarias británicas llevaron a cabo 19.316 test, todavía lejos de los 100.000 que se ha marcado como objetivo diario antes de final de mes el ministro de Salud, Matt Hancock.

A pesar de las especulaciones en la prensa sobre una posible relajación del confinamiento a principios de mayo, un portavoz oficial del primer ministro, Boris Johnson, descartó establecer por el momento un calendario y advirtió del peligro de levantar las medidas demasiado pronto. Ese portavoz señaló que el Gobierno está centrado en evitar una segunda oleada de la pandemia, que podría provocar aún más daños a la economía británica.

Este lunes se puso en marcha el programa para que el Estado cubra el 80% del sueldo de los trabajadores con el empleo suspendido por la crisis.

Protesta contra la polémica evacuación de hospitales en Hungría

Cientos de conductores de automóviles protestaron este lunes en Budapest y en otras ciudades de Hungría, tocando sus bocinas contra la polémica evacuación masiva de los hospitales cuyo objetivo es liberar camas para pacientes de Covid-19 pero que deja a miles de personas sin tratamiento.

El Gobierno del primer ministro ultranacionalista Viktor Orbán ordenó la semana pasada disponer de unas 36.000 camas de hospital contra el coronavirus (más de la mitad del total), con lo que tuvo que mandar a sus casas a unos 15.000 pacientes, muchos de ellos en estado delicado. La medida ha dejando sin tratamiento a numerosas personas recién operadas o en estado grave que ahora deberán ser tratados en sus propios hogares.

La protesta, que ha tenido que hacerse dentro de los vehículos de los manifestantes ante las restricciones, fue organizada por redes sociales con el lema "Digamos NO a la falta de humanidad y SÍ a la vida". Según la convocatoria de la manifestación, es una medidas "malvada e inhumana".

EEUU supera los 40.000 muertos mientras da pasos hacia la reapertura

EEUU superó las 40.000 muertes por coronavirus mientras estados como Texas se preparan para poner en marcha las primeras medidas para la reapertura de actividades tras el confinamiento. Según registros difundidos por la Universidad Johns Hopkins, 762.000 personas han contraído la Covid-19 en Estados Unidos, el país más afectado actualmente por la enfermedad.

La vuelta a la normalidad ha sido motivo de controversia, ya que mientras grupos conservadores han convocado manifestaciones en contra de la cuarentena y alegando su derecho a la libertad, los gobernadores de los estados más golpeados se han mostrado cautos.

Este domingo, el vicepresidente, Mike Pence, aseguró que "nadie" quiere más la reapertura del país que el presidente Donald Trump, quien el pasado jueves ya anunció un plan de reapertura, cuya puesta en marcha dejó en manos de los gobernadores.

Aunque la opinión de los gobernadores es variada, algunos han advertido como un obstáculo para avanzar que sus estados no cuentan con suficientes test.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, afirmó que los indicadores apuntan a que ese estado ha sobrepasado el punto más alto de los casos y que se está ya en descenso. Por tercer día consecutivo, ha habido una merma en las hospitalizaciones, con 16.000 personas en centros sanitarios, comparado con los 18.000 que hubo en su momento más alto.

Alemania relaja ligeramente las restricciones

Alemania aplica desde este lunes, de modo diferenciado, medidas de reapertura gradual de algunos comercios y otros espacios públicos que levantan parcialmente las restricciones contra la pandemia.

La apertura se produce en medio de reservas por parte de quienes temen que se ponga en riesgo los avances logrados hasta ahora, así como de críticas de quienes consideran que el primer paso hacia la normalización es demasiado tímido.

Por ejemplo, la canciller alemana, Angela Merkel, expresó su temor a que con el relajamiento de algunas medidas, que se decidió el miércoles pasado y entró en vigor este lunes, se cree una sensación de falsa seguridad que lleve a poner en peligro lo que se ha logrado. "Tengo la impresión que desde el miércoles pasado se inició una discusión que sugiere una seguridad que todavía no existe", dijo Merkel en conferencia de prensa.

Merkel recordó en la misma comparecencia que la situación es engañosa porque las consecuencias de la apertura no se podrán evaluar antes de dos semanas, debido al tiempo de incubación de la enfermedad. Expresó su deseo de que Alemania puede seguir con la estrategia moderada que ha tenido hasta ahora para hacer frente a la pandemia y que no haya un recrudecimiento que obligue a tomar más drásticas.

"Nunca hemos cerrado los parques como en otros países, siempre se ha podido salir y no sólo a determinadas horas y por un tiempo limitado. No quiero que pongamos en riesgo ese modelo con el que hemos conseguido avances", señaló.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios