Coronavirus Alcalá del Valle “Cuando conseguimos el material suficiente para nuestros mayores de Alcalá del Valle ordenaron su traslado”

  • Una de las enfermeras de la residencia de mayores del pueblo cuenta en primera persona la angustiosa y compleja odisea para atender a los ancianos contagiados del coronavirus. "El mayor daño causado ha sido a los familiares, que han tenido que ver por la televisión cómo montan en una ambulancia a su padre, a su madre, a su abuelo, para llevárselos a algún sitio sin saber dónde”.

Un residente es evacuado de la residencia en dirección a La Línea. Un residente es evacuado de la residencia en dirección a La Línea.

Un residente es evacuado de la residencia en dirección a La Línea. / FibrAlset Televisión/Juan Jesús Barriga

Una de las enfermeras de la residencia de mayores, que dio negativo en las pruebas del covid-19, de Alcalá del Valle, donde se originó el brote por coronavirus infectando a 58 personas del centro, entre residentes y personal, cuenta en primera persona la angustiosa y compleja odisea para atender a los ancianos en estos difíciles días hasta que ayer martes la Junta de Andalucía, que ha asumido las competencias del centro, que es de titularidad municipal,  ordenó el traslado de 28 abuelos, casi todos positivos, hasta un centro en La Línea, donde son atendidos actualmente.

19 de marzo salta la noticia: dan positivo dos trabajadoras del centro. El Ayuntamiento exige test a todo el personal. De los 29 de la plantilla, 19 dan positivo.“El inicio fue bastante difícil. Teníamos bastante miedo y desconcierto pero, una vez que asimilamos la noticia, nos pusimos a trabajar, cosa que no fue nada fácil ya que no teníamos los medios suficientes ni el material ni los equipos de protección para el personal. Pese a ello establecimos una estrategia de acción entre todo el equipo llevando a cabo medias de aislamiento, higiene, control de constantes vitales a pacientes y valorando, sobre todo la clínica respiratoria. Los más graves fueron traslados a los hospitales.

Caos con las cifras. Día 21 de marzo. Trasciende que uno de los abuelos ha fallecido en el hospital de Villamartín. “Finalmente dos murieron en hospitales y otra mujer en la propia residencia, que falleció independientemente de que fuera positivo por una hemorragia estomacal. Desde la residencia se hicieron 15 traslados a centros hospitalarios: dos fallecieron en Ronda y Villamartín y ha habido tres altas médicas. A día de hoy hay 10 pacientes ingresados en los hospitales y 28 usuarios en la residencia de Tiempo Libre, en La Línea”

El desesperado SOS del alcalde Rafael Aguilera el lunes día 23 para pedir ayuda. “Conforme pasaron los días el trabajo fue mucho más fácil gracias a la colaboración ciudadana ya que todos los vecinos tanto de Alcalá del Valle como de otros pueblos de la zona nos donaron guantes, mascarillas, mamparas de protección. Y llegó la rueda de prensa del alcalde. El gobierno y la directora en funciones del centro consiguieron todo el material y el personal sanitario y no sanitario que se requería para el centro. Esas son las imágenes que se han visto de todas las bombonas de oxígenos que nos han llegado, los equipos de protección, los refuerzos. Y es cuando al día siguiente se produce el traslado de nuestros mayores a La Línea".

Día 24 de marzo. La evacuación de los ancianos a 125 kilómetros del pueblo. “Y justo cuando la situación se controla en la residencia, cuando conseguimos material gracias a la colaboración ciudadana y al esfuerzo sobrehumano del alcalde y de la directora en funciones, es cuando la Junta manda un comvoy de ambulancias y un autobús para trasladar a nuestros ancianos a 125 kilómetros de sus casas y como se dice coloquialmente con lo puesto. No se les explica dónde era ese traslado. Tampoco a sus familiares, que se enteraron por los medios de comunicación. Y por si fuera poco tampoco se le informó con tiempo suficiente ni a nuestro alcalde de Alcalá del Valle ni al alcalde de la Línea. Entonces la sensación que tenemos es que quien haya dictado ese traslado lo habrá hecho con la mejor de las intenciones, supongo que siempre procurando un bien para nuestros ancianos, pero es verdad que ha habido una falta de comunicación terriblemente en todas las direcciones. Pero especialmente el mayor daño causado ha sido a los familiares, que han tenido que ver por la televisión cómo montan en una ambulancia a su padre, a su madre, a su abuelo, para llevárselos a algún sitio sin saber dónde”.

Reclamo de más test para la localidad. “Todo el mundo supone que hay muchos más contagios en el pueblo. La gente reclama que se hagan pruebas para ver el alcance. Alcalá del Valle es un pueblo muy social, donde hay mucho contacto de vida en la calle. Esperemos que se hagan los test”.

En estos momentos, la enfermera que pone voz al testimonio de los cuidadores dio negativo en la prueba del covid-19, pero padece síntomas y está en aislamiento domiciliario junto a otros trabajadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios