Coronavirus Alcalá del Valle Rafael Aguilera: "Pido sanitarios y me mandan a la Guardia Civil"

  • Durante el traslado de ancianos de Alcalá del Valle a la Línea se han visto escenas de dolor con trabajadores llorando y uno de los residentes queriéndose amarrar a un balcón del centro asistencial

En plena operación del desalojo de los ancianos de la residencia de Alcalá del Valle, donde se ha desatado un brote de coronavirus para conducirlos por orden de la Junta de Andalucía a otro punto en la Línea, el alcalde de la localidad, Rafael Aguilera denuncia que “ayer pedía sanitarios para poder atenderlos aquí, en mi pueblo, y hoy me mandáis a la Guardia Civil”.

El alcalde del pueblo muestra su enfado por esta decisión después de reclamar que los residentes se quedaran en el pueblo en condiciones dignas para lo que ofreció varios espacios municipales. A esta hora, un autobús y ambulancias trasladan a 27 abuelos hasta la residencia de Tiempo Libre, de la Línea, donde una empresa externa adjudicada por la Junta se hará cargo. Hay que recordar que el brote del virus ha dejado 38 internos infectados, de los que tres han fallecido, 27 van a La Línea y el resto se encuentran ingresados en varios hospitales. Y 19 trabajadores de la plantilla municipal también contagiados.

A lo largo de este traslado, se han vivido escenas de mucho dolor entre trabajadores llorando y residentes, que no han querido abandonar el centro asistencial. Luis, uno de los ancianos, que cuentan con más movilidad se ha intentado amarrar, incluso, a los barrotes de un balcón.

El alcalde recrimina la “inoperancia” de la Junta porque “acaba de llamarme la Consejería de Igualdad por un lado para preguntarme que qué necesito mientras, por otro lado, se está llevando la misma administración a mis mayores”.

Rafael Aguilera insiste en que se hagan test a todos los vecinos del pueblo para saber las dimensiones del contagio en esta localidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios