Cádiz - Barcelona El club anuncia duras medidas contra los más de 700 abonados que intentan revender sus entradas

Previsiones Semana Santa para el turismo

La fe mueve montañas y... alivia a los negocios de la Sierra de Cádiz

La fe mueve montañas y .... alivia a los negocios

La fe mueve montañas y .... alivia a los negocios / D.C.

No hay pueblo que no tenga una procesión que llene las calles en primavera. La religiosidad no está reñida con el disfrute, y la Semana Santa es una expresión popular que abarrota cada año procesiones e iglesias y por qué no decirlo, también, alojamientos y negocios hosteleros. Hay algunos pueblos de la Sierra que en Cuaresma duplican su población como es el caso de Setenil de las Bodegas con sus procesiones, por ejemplo, de los ‘Blancos’ y los ‘Negros’ y los desfiles de la Legión y los Regulares de Ceuta y Melilla como ocurrirá otra vez este año. Están localidades como Arcos, donde la salida a la calle del Nazareno y el Toro del Aleluya son un reclamo sin igual para los establecimientos como también pasa en Olvera y Espera, con sus señoriales procesiones.

Alcalá del Valle celebra, desde hace más de una década, una recreación en vivo de la Pasión, durante tres días, que se está convirtiendo en un atractivo para atraer visitantes. Este año la fecha es el 8, 9, y 10 de marzo y más de un centenar de personas pondrán en pie escenas de la vida de Jesús de Nazaret. “Es un evento que va a más con los años. La gente que viene se hospeda y consume en los negocios y eso se nota en el pueblo”, reflexiona el concejal de Fiestas, Diego Álvarez.

Así que las singularidades que entrañan las distintas manifestaciones en Semana Santa supone para el sector turístico de la Sierra una ‘alegría’ en sus facturaciones de cara a romper con la estacionalidad.

Setenil de las Bodegas aumenta su población en los días grandes de Jueves Santo a Domingo de Resurrección, con alojamientos y casas rurales hasta la bandera. Hay setenileños que viven fuera y aprovechan estas vacaciones para volver. También turistas nacionales no quieren perderse las procesiones de este pueblo que están declaradas oficialmente de Interés Turístico. En especial, la de ‘Los Blancos’ y la de ‘los Negros’. A este respecto, desde hace años la presencia de la Legión y los Regulares acompañando los desfiles procesionales se han convertido en un gran reclamo popular. Por ejemplo, este año la Legión desfila el viernes y los Regulares de Ceuta estarán también ese día y los de Melilla ya el sábado, según el Ayuntamiento.

“Desde que abrimos el calendario este año se bloquearon esas fechas en las reservas. Son días que vuelan”, explica el propietario del alojamiento ‘Casa bajo la Roca’, uno de los inmuebles más llamativos bajo el abrigo de piedra que forma el paisaje urbano de Setenil. Por su parte, la concejala de Turismo de este municipio, Virginia Villalón, reconoce que la Semana Santa es un “músculo social muy importante para nuestro pueblo, que reúne a muchas familias, a la par que es una inyección económica enorme” para los negocios. Recuerda que desde hace una década se ha tejido un entramado de ofertas de alojamientos que permiten acoger a esa afluencia de visitantes en las 140 casas rurales de que dispone la localidad, que tiene dos hoteles y un camping. “Además de las procesiones, las bandas y desfiles militares crean una gran expectación, que tira de mucha gente”, afirma.

Y como muestra, en el hotel ‘Villa de Setenil’, los días más importantes están ya reservados de antemano. No de hace semanas, sino de hace meses. “Tenemos huéspedes que reservaron el mismo año pasado para volver y asegurarse cama este año”, dicen en este hotel. A menos de un mes de la Semana Santa, el grueso de alojamientos en Setenil puede rondar el 90% de reservas, según algunas fuentes.

En Arcos, el Hotel ‘Los Olivos’, un establecimiento abierto desde 1992, se prepara para acoger  a las familias que reservan un año tras otro el mismo hospedaje para vivir de cerca la Semana Santa local, catalogada de Interés Turístico también. A menos de un mes del evento, este sitio ya tiene el 70% de las reservas ocupadas preferentemente de clientes que quieren vivir la procesión del Nazareno (La Madrugá de Arcos). También la suelta del Toro del Aleluya (Domingo de Resurrección) y Los ‘Armaos’ del Martes Santo también atraen y ayudan a la hostelería.  Eso sí, el sector turístico serrano coincide en destacar que el hecho de que este año la Semana Santa caiga en marzo alivia al arranque de la temporada con respecto a que este año no ha habido puente de Andalucía y lo compensa en parte. De un tiempo a esta parte, el invierno también se ha hecho más llevadero ya que ayudan las pernoctaciones de fines de semana de visitantes de provincias cercanas. “Un fin de semana te lo puedes permitir, pero las economías domésticas no están para una semana completa”, dice una hostelera de la comarca. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios