Condenado Intentó asesinar a un hombre en Chipiona con un artefacto explosivo casero camuflado en una caja de puros

Relevo en el Ayuntamiento

Alcalde de Olvera: “Me voy tranquilo porque la política o las poltronas no me han cambiado”

  • El regidor serrano dimite tras casi 20 años en el cargo y sumando en total 34 como edil. El PSOE propondrá para su relevo a Remedios Palma, ex delegada territorial de la Junta

El alcalde de Olvera, el segundo más veterano de la provincia, suma casi 20 años de regidor en este pueblo.

El alcalde de Olvera, el segundo más veterano de la provincia, suma casi 20 años de regidor en este pueblo. / R. Aguilar

El alcalde de Olvera, Francisco Párraga, presenta su dimisión para seguir en el cargo tras casi 20 años en el poder y sumando en su haber 34 años como edil en este Ayuntamiento serrano. El pleno para dar a conocer esta renuncia se celebra este viernes y el PSOE propondrá a Remedios Palma, ex delegada territorial de la Junta de Andalucía, como alternativa a la Alcaldía. La siguiente sesión plenaria, la de elección del nuevo alcalde o alcaldesa, no tiene fecha aún, aunque se baraja la opción del lunes 7 de noviembre. Francisco Párraga, que gobierna en minoría este mandato, fue alcalde en el periodo de 1995-2007 y después desde 2015 y hasta la fecha. Es el segundo más veterano de la provincia por detrás del alcalde de Villaluenga, Alfonso Moscoso.

–¿Por qué a siete meses de terminar este mandato municipal ha presentado su renuncia?, ¿no se podía haber quedado hasta agotarlo?

–Me jubilé el 11 de enero de este año y sigo haciendo el mismo trabajo que entonces. Podía haber aprovechado el momento de la jubilación y haber dicho me voy y dejo paso a otras personas, pero no quería hacer un corte brusco en mi gestión y entonces me puse un plazo. También hemos vivido tiempos muy difíciles con la pandemia y estábamos saliendo de ella, no quería salir corriendo. Yo nunca he salido corriendo de los sitios, llegué sin hacer ruido y me quiero ir igual sin hacer ruido, sosegadamente. Otra cuestión es la familiar: tengo a la familia desperdigada en otros sitios y es momento de dedicarle más tiempo. Además, tengo un problema de salud con un infarto que me dio en 2015. Me recuperé y tengo que tener una vida ordenada y los médicos recomiendan sosiego. Y un Ayuntamiento es un lío continuo. Para dar el paso se juntan bastantes cosas. Y si yo no me voy a presentar a las próximas elecciones de 2023, lo lógico es dar el paso a mis compañeros que están aquí, que están capacitados para tomar las riendas del municipio porque tienen experiencia de Gobierno. Y creo que es el momento, no estar esperando hasta mayo. Quiero dejar claro que, en ningún momento, ha habido presión de nadie para que me fuera.

–El PSOE presentará a Remedios Palma para su relevo en lo que queda de mandato en el Ayuntamiento y si no hay sobresaltos será la candidata a las municipales de 2023 ¿Qué virtudes resalta de ella para llevar las riendas del Consistorio?

–Remedios Palma es una persona con experiencia en la vida municipal, conoce perfectamente su pueblo. Es dialogante y reúne las características para ser una buena alcaldesa, está preparada desde el punto de vista formativo y es la persona idónea para ello.

–¿Se va con la conciencia tranquila de haber tendido puentes a la oposición para la gobernabilidad del municipio, sabiendo que estaba en minoría?

–Eso lo tendrán que decir los grupos de la oposición, pero me considero una persona que dialoga y la prueba de que hay un consenso en el Ayuntamiento es que prácticamente la mayoría de las cosas que se han llevado a los plenos, se han aprobado por unanimidad. Me siento orgulloso y la oposición sabe que soy una persona que reúno a la Junta de Portavoces, que antes de llevar los asuntos a los plenos, se hablan.

–Ha visto la transformación de Olvera en estos 34 años de vida municipal, ¿cómo era su localidad cuando entró de edil en 1985 y cómo se lo deja con casi 20 años de alcalde?

–Está totalmente cambiado. Había servicios muy deficientes como el del agua potable, que se ha mejorado infinitamente. Se han ampliado servicios que no se daban como la residencia de ancianos, taller ocupacional, estancia diurna, ayuda a domicilio… Desde el punto de vista urbanístico, las calles pasaron de ser de hormigón a otro tipo de pavimento más acorde con las características de un pueblo que es Conjunto Artístico como este; las infraestructuras de saneamiento eran muy deficientes y están cambiadas, no existía depuradora

–¿Cuánta suela ha gastado para pedir cosas para su pueblo?

–Mucha. En pueblos pequeños, rurales, de sierra, el presupuesto no da para atender las necesidades, por ello dependemos de otras administraciones, especialmente de la Diputación, de la Junta de Andalucía, del Estado. Las gestiones han sido muchísimas en Cádiz, Sevilla y Madrid para buscar soluciones.

–La gestión que más alegría le ha dado a lo largo de su carrera política y los momentos más duros que le ha tocado vivir como alcalde de Olvera.

–El balance de las cosas positivas es amplísimo. A bote pronto me acuerdo de gestiones de patrimonio, por ejemplo, con una iglesia y un castillo que estaban muy deteriorados y que conseguimos, a través de la Junta de Andalucía, la rehabilitación. También conseguir para el Ayuntamiento el edificio histórico de la Cilla, el granero de los Duques de Osuna, estando de concejal y después como alcalde montar un Centro de Interpretación de la Historia local, que hoy es uno de los atractivos que vendemos. En el 1995 cuando llegué estábamos viviendo una sequía muy gorda, teníamos deficiencias en el abastecimiento, con cortes de agua cada vez que había averías. Así que conseguimos una captación de agua más para el pueblo y se resolvió aquel problema… Es que han sido muchas cosas. Momentos difíciles ha habido también como el fuego en la residencia de ancianos o el de Casa de la Cultura, que nos afectó, o cada vez que ha habido accidentes. O el tema del empleo y las dificultades de los Ayuntamientos para atender a esta demanda.

–¿Uno de los mayores potenciales de su pueblo?

–Es la gente. Gente apreciada donde va porque es trabajadora, cumplidora, ahorradora y que es capaz luego de emprender, por ejemplo, a través del cooperativismo y por tanto, es un valor.

–Ha sido llamativo el salto que se ha dado aquí en materia de turismo

–Tenemos las condiciones idóneas para ser visitados. Y poco a poco lo hemos implantado, con ayuda de Diputación, campañas, Fitur, la Capitalidad del Turismo rural o haber conseguido tener el cementerio ‘Más Bonito de España’, a través de un concurso. Olvera se vende y el boca a boca hace mucho. El crecimiento turístico debe ser paulatino. Las cosas que surgen de pronto suelen caer, también, de pronto.

–¿Su máxima en la vida?

–Soy una persona no impulsiva y así se lo transmito a mis concejales. Me propuse cuando llegué ser capaz de que la política no me cambiara. Me voy tranquilo, he conseguido que la política, las poltronas y los sillones no me cambiaran. Doy las gracias a mi partido por haberme permitido presentarme a 6 de las 11 convocatorias electorales municipales que ha habido, a mis vecinos que son los que me han apoyado para ser concejal y a los trabajadores del Ayuntamiento, a los que están ahora, a los jubilados y a los que no están entre nosotros por haber podido contar con ellos.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios